Digital

Olvide las contraseñas, ahora una fotografía de su ojo protegerá su identidad digital

eyeverify7_1020_large_verge_medium_landscapeLa tecnología no deja de avanzar y de sorprendernos. EyeVerify es una pequeña empresa de seguridad de Kansas City cuyo producto estrella es un software para smartphones basado en un estudio biométrico de escáner ocular. Cada persona tiene un patrón único de vasos sanguíneos en sus ojos, lo que significa que estos patrones puedan ser fotografiados por teléfonos y traducidos en información que pueda ser utilizada para reemplazar o complementar las contraseñas tradicionales. En palabras del CEO de EyeVerify Toby Rush con esta tecnología se transforma "una fotografía de su ojo en una clave que protege su identidad digital".

EyeVerify ofrece su producto como complemento a diferentes empresas y entre sus clientes están empresas de seguridad como la firma Fixmo y el gigante AirWatch. La compañía logra beneficio permitiendo una licencia de uso de su tecnología a proveedores externos. El gran logro de EyeVerify es el expandir sus análisis biométricos a esferas como la banca o las finanzas. O lo que es lo mismo, su gran éxito consiste en desterrar las viejas contraseñas tal y como las hemos entendido hasta ahora.

Los dispositivos como los smartphones tienen multitud de sensores, si los comparamos con los ordenadores y portátiles, lo que hace que este nuevo sistema vaya más allá en las oportunidades para la verificación de la identidad. EyeVerify es miembro de un pequeño pero creciente campo de compañías que se están especializando en la identificación biométrica de móviles, y es una apuesta segura que estén en un campo que crecerá mucho. De acuerdo con un estudio del analista de grupo Goode Intelligence, la biométrica en móviles generará más de 3.000 millones de dólares en ingresos en 2018 y podría ser utilizada por algo más de 3.000 millones de usuarios de móviles en todo el mundo. El escáner ocular es una de las formas en las que los teléfonos móviles podrían incluir la biométrica. El escáner de voz y de huellas dactilares, como ocurre ahora con el nuevo iPhone, es otra forma.

Sin embargo, las compañías como EyeVerify se enfrentan a un desafío. Por un lado están los usuarios, que entienden como un cambio en sus hábitos y rutinas escanear sus ojos cuando van a realizar alguna compra. Por otro, los desarrolladores de aplicaciones, ya que la identificación biométrica reduce el riesgo de usos no autorizados y de robo de la propiedad intelectual. No obstante, esta tecnología está todavía en sus inicios para smartphones, que es hacia donde la industria va encaminada. Y, si Apple ha adoptado la biométrica, el resto es más que probable que le siga. 

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir