Digital

Olvídese de los chips para ordenadores, el último producto de Intel se llama Jimmy, es un robot y tuitea

jimmyCuando el famoso C3PO hizo su debut en Star Wars allá por 1977, este simpático robot se nos antojaba a algunos especialmente futurista y procedente de una galaxia (temporal) muy, muy lejana. Sin embargo, casi 40 años después, parece que los clones de C3PO están condenados a convertirse en nuestros compañeros inseparables de fatigas.

Honda tiene ya propio C3PO, un robot bautizado con el nombre de Asimo, mientras que Softbank puede presumir de tener a su vera a Pepper, el primer robot capaz de responder a las emociones. Por eso, y quizá un poco envidioso de los esfuerzos robóticos de sus rivales, el gigante tecnológico Intel se ha aliado con Trossen Robotics para "parir" a Jimmy, un robot de código abierto impreso en 3D que es capaz de caminar, hablar, tuitear y sacar fotos.

De la mano de Jimmy, Intel y Trossen Robotics esperan plantar la semilla de la innovación para que otros desarrolladores e ingenieros fabriquen sus propios robots a imagen y semejanza de su propia criatura.

Para utilizar Jimmy el usuario el usuario simplemente tiene que descargarse las apps o funcionalidades que quiere ver protagonizar a su amigo robótico. Intel tiene la intención de lanzar una segunda versión de Jimmy a finales de este año por aproximadamente 1.600 dólares. Y no sólo eso. La intención del fabricante de circuitos integrados es lanzar también una app store para el usuario pueda equipar a Jimmy con todas las funcionalidades que desee.

Por mucho que a algunos les entren escalofríos sólo de pensarlo, lo cierto es que el mundo imaginado por Steven Spielberg en la película Inteligencia Artificial parece estar a la vuelta de la esquina. Y no paran de surgir síntomas de que vamos inevitablemente en esa dirección. Sin ir más lejos, Cynthia Breazeal, del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), está trabajando en la actualidad en “robot compañero” al que ha bautizado con el nombre de Jibo. Un robot que muy bien podría parecerse con el tiempo al “niño robot” con sentimientos imaginado en su día por Spielberg en Inteligencia Artificial.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir