líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

OpenAI tiene un plan para controlar a una perversa "superinteligencia" artificial

OpenAI trabaja en un sistema de control para atar en corto a una eventual "superinteligencia" artificial

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

OpenAI está trabajando en un procedimiento de control de naturaleza automatizada para atar en corto a una "superinteligencia" artificial con capacidad para exterminar a la humanidad.

A OpenAI, la empresa que está detrás del chatbot de IA OpenAI, le preocupa que emerja eventualmente en el horizonte una «superinteligencia» artificial y se dispone a ponerse manos a la obra para tratar de domeñarla antes de que sea demasiado tarde. Y es que tal y como asegura la empresa estadounidense en un comunicado publicado en su blog corporativo, «los seres humanos no podremos controlar de manera 100% eficiente aquellos sistemas de inteligencia artificial que son mucho más inteligentes que nosotros».

Por eso, y consciente de los peligros que hay solapados al eventual advenimiento de una «superinteligencia» artificial, OpenAI está trabajando en un procedimiento de control de naturaleza automatizada para atar en corto a una IA excesivamente «vitaminada» y pertrechada de capacidades superiores a las de los seres humanos de carne y hueso.

El objetivo de la empresa liderada por Sam Altman es dominar los desafíos técnicos que plantearía un sistema de estas características en un plazo de cuatro años. Y para hacer posible este reto, OpenAI quiere utilizar una quinta parte de su capacidad de computación actualmente disponible. El equipo de desarrollo con el que OpenAI se dispone controlar a una eventual «superinteligencia» artificial está liderado por Ilya Sutskever, científico jefe y confundador de la compañía, y Jan Leike, líder del equipo de alineación de la matriz de ChatGPT.

OpenAI cree posible que emerja una «superinteligencia» artificial en unos pocos años

Aun cuando el nacimiento de una «superinteligencia» artificial se antoja a bote pronto bastante lejano en el tiempo, OpenAI cree que un sistema de estas características podría fraguarse en esta década. Una «superinteligencia» artificial solventaría toda una plétora de problemas y constituiría todo un hito para la humanidad (aunque traería consigo también no pocas amenazas).

Que OpenAI haya tomado la determinación de formar un equipo de trabajo para adelantarse a los peligros potenciales de la inteligencia artificial es un movimiento que se produce después de que varios expertos hayan advertido de una eventual extinción de la raza humana propiciada por la IA. Y entre quienes suscriben esta teoría está el propio Sam Altman, CEO de OpenAI.

Quienes creen que la IA podría abocar a la humanidad a la extinción no explican con detalle su teoría y aquellos que se rebelan contra esta idea, tildada de excesivamente agorera, creen que tales advertencias no hacen sino distraer de los problemas que la inteligencia artificial ya tiene a día de hoy (la discriminación latente en los algoritmos, por ejemplo).

OpenAI es la empresa responsable de ChatGPT, que ha sido en buena parte responsable del “hype” que aletea actualmente en torno a la IA. Este programa genera textos que son casi indistinguibles de los alumbrados por los seres humanos.

Las increíbles habilidades de ChatGPT se sustentan en la enorme cantidad de datos con la que ha sido entrenado este programa de IA. Sin embargo, ChatGPT no es en modo alguno perfecto y confronta a veces al usuario con información totalmente incorrecta.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

"A qué pájaro votas": aves amenazadas piden propuestas electorales que piensen en la naturalezaAnteriorSigueinteOmnicom echa el lazo a la veterana agencia independiente alemana Grabarz & Partner

Contenido patrocinado