líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Cómo optimizar la ofimática de tu empresa?

Los programas de ofimática son básicos para desarrollar las tareas más complejas en cualquier empresa, ya sea de gran tamaño o pyme. Con el aumento de opciones en internet y el avance de la tecnología, los softwares para gestionar negocios están al alcance de cualquiera y esto resulta beneficioso en muchos sentidos. Ahorra costes y tiempo, aumenta la productividad y vuelve más eficientes determinadas tareas.

En general, los programas de ofimática que se usan en las empresas son de muy diferente índole, desde desarrollos específicos para cubrir las necesidades de un sector en concreto, hasta competencias generales, transversales a cualquier tipo de negocio.

Sería el caso, por ejemplo, de los programas dedicados al marketing. Soluciones para envíos de mensajería o emailing son de los desarrollos genéricos más habituales y básicos que se pueden encontrar en cualquier empresa. Los programas de ofimática dedicados a la fidelización o a las encuestas son algunos de los más usados, sobre todo en negocios dedicados al ecommerce.

El auge en programas de ofimática que ofrecen soluciones a todo tipo de negocios, offline y online, son los dedicados a la nube. Almacenar datos en la red, de forma segura y con las comodidades de acceder a ellos desde donde se quiera y con cualquier dispositivo es una necesidad básica de hoy en día, sobre todo en autónomos y pymes. Los programas que gestionan estos almacenamientos han supuesto una reinvención en el sector de los programas para empresas.

Al igual que los procedimientos se van ajustando y creando para adaptarse a la actividad empresarial, las herramientas son las que deben también adaptarse a ello, y no al revés.

La ventaja principal de las soluciones informáticas, independientemente de servir de forma generalizada o más especializada, es sin duda la personalización. La multitud de conocimientos y desarrollos que se han generado hasta ahora permiten crear nuevas herramientas, partiendo de una base concreta, para ofrecer a cada empresa el programa de ofimática que más se le ajuste.

Añadir funciones, quitar opciones innecesarias, ajustar una configuración… la programación en el mundo del software de ofimática tiene tan alto nivel que cualquier pequeño negocio puede acceder a una solución favorecedora. A un coste no muy elevado, un comercio de barrio como, por ejemplo, puede ser una peluquería o una frutería, pueden tener en su caja o en su ordenador un programa que les facilite el día a día con la gestión del stock o los tickets de los clientes.

Hoy en día se crean todo tipo de negocios y cada uno tiene sus peculiaridades y necesidades. Por eso, con la optimización de los programas de ofimática se es capaz de inventar las herramientas apropiadas. No basta con elegir una opción de las posibles, sino que hay que pedir qué se quiere para poder obtenerlo.

Si el objetivo de la ofimática, es ya de por sí, dar apoyo en las funciones básicas de un negocio, mejorando la eficiencia en sus gestiones más cotidianas y habituales, optimizar estas herramientas puede llevar a una pyme, gran empresa o autónomo a otro nivel de eficacia, productividad y control sobre los asuntos más fundamentales del negocio.

Nota de prensa.

 

Así pretende el Parlamento Europeo tapar los agujeros del mundo digitalAnteriorSigueinteJuan Miguel Aguado Terrón, nuevo presidente de FORTA

Noticias recomendadas