Digital

Sin el "customer centricity" a su vera la tecnología se queda coja

Por qué el "customer centricity" debe ser (sí o sí) la media naranja de la tecnología

La tecnología tiene una importancia de primerísimo orden para los anunciantes, que deben amalgamarla, eso sí, con el "customer centricity".

customer centricityLa tecnología brinda a las empresas en general y al marketing en particular todo una miríada de oportunidades (a veces completamente insospechadas). Sin embargo, no por estar ocupados con la tecnología pueden los anunciantes permitirse el lujo de dejar en un segundo plano a las personas y a su rebosante (y relevantísima) humanidad. Así lo advirtió ayer Tina Beuchler, presidenta de la asociación alemana de anunciantes (OWM), en unas jornadas celebradas en Berlín.

Sin la aceptación de la gente las nuevas tecnologías no tienen posibilidad alguna de alcanzar el éxito, recalcó Beuchler. Y eso que esas nuevas tecnologías (con o sin factor humano) tienen una importancia de primerísimo orden para los anunciantes.

Según un reciente estudio de OWM, las tecnologías más importantes a ojos de los anunciantes son la compra programática (79%), los asistentes de voz (76%) y la inteligencia artificial (69%). Otras tecnologías a las que los anunciantes ponen ojitos son el visual search, la realidad aumentada y el blockchain.

Aun así, y pese a que sobre el papel las nuevas tecnologías son extraordinariamente prometedoras, los resultados que éstas ponen sobre la mesa son desilusionantes hasta cierto punto. Y el 58% de los anunciantes están satisfechos sólo parcialmente con las nuevas tecnologías.

Simultáneamente el 97% de los anunciantes consultados por la OWM confirma la relevancia (absolutamente indiscutible) del denominado “customer centricity”, aquel que pone al cliente (como persona) en el centro de todas las actividades de marketing.

Para amalgamar adecuadamente tecnología y “customer centricity” son absolutamente decisivos los datos de calidad, de acuerdo con Beuchler. En este apartado los anunciantes se topan, sin embargo, de bruces con muchísimas dificultades. Sólo el 14% de los anunciantes considera que sus pretensiones de calidad están más o menos satisfechas. Y el 54% da su beneplácito sólo parcialmente a sus pretensiones de calidad.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir