Digital

Por qué los smartphones son como la telepatía

telepatíaLa prestigiosa revista tecnológica Wired la tildó en su día de "startup aburrida", pero su supuesto carácter "aburrido" no ha apartado ni mucho menos a Slack de la senda del éxito sino más bien todo lo contrario. Esta plataforma, que ofrece servicios de mensajería en tiempo real a las empresas, es una de las startups de más relumbrón en el universo tecnológico. Con apenas un año de vida, Slack cuenta ya con varios centenares de miles de usuarios y vale más de mil millones de dólares.

"Hemos hecho un buen trabajo", ha reconocido Stewart Butterfield, fundador de esta prometedora startup, durante su intervención esta mañana en la conferencia de economía digital DLD. Pero en ese buen trabajo ha tenido mucho que ver el "timing". "Si hubiéramos lanzado Slack hace tres años, probablemente habríamos fracasado", confiesa Butterfield.

Slack, que centraliza en su plataforma información procedente de múltiples fuentes (desde Twitter a Github pasando por el software de oficina), basa precisamente en su carácter aglutinador su fulgurante éxito. “Queremos ser una plataforma que la que tenga cabida todo”, subraya Butterfield.

Butterfield, la cerebro detrás de Slack, no es nuevo ni mucho menos en el universo de las startups. Co-fundador de Flickr, Butterfield demostró muy buena mano en su día cuando vendió en 2005 a Yahoo! el famoso servicio fotográfico. Como Flickr, Slack es también fruto de una idea previamente fracasada: el juego online “Game Neverending”. “Si nos puedes resumir tu idea en una frase, es improbable que esta prospere”, asegura Butterfield. “Game Neverending” no se podía resumir en su día en un frase, pero Slack, su “desecho”, paradójicamente sí.

A juicio de Butterfield las posibilidades de la comunicación móvil han sido hasta ahora injustamente ignoradas en el universo empresarial. Bien utilizado, el software empresarial puede ser un poderoso acicate para la productividad empresarial. “Los smartphones son como la telepatía, gracias a ellos podemos comunicarnos con el planeta en su conjunto”, dice el fundador de Slack.

De todos modos, apostilla Butterfield, Slack no es una plataforma centrada única y exclusivamente en la comunicación a nivel empresarial. También hay familias y grupos que echan mano de la tecnología de Slack. “Es posible que en el futuro ofrezcamos soluciones especializadas para este tipo de clientes”, apunta.

En cuanto a una eventual venta de Slack, esta es una posibilidad que hoy por hoy Butterfield no se plantea. “Tengo 41 años y no creo que vuelva tener una oportunidad como esta entre manos”, afirma.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir