Digital Marketing

Por qué los videojuegos se convertirán en el medio de masas más importante de la década

Durante los últimos 20 años la industria de los videojuegos ha logrado pasar de tener un mercado muy reducido y particular a convertirse en una de las ramas con mayor crecimiento de la industria del entretenimiento.

Según PricewaterhouseCoopers (PwC) el mercado global de videojuegos está valorado en 56.000 millones de dólares este año, más del doble de la industria musical, un cuarto más que las revistas y tres quintas partes de la industria cinematográfica. Pero todavía hay más, y es que la industria de los videojuegos será el medio que más crezca durante los próximos años, alcanzando los 82.000 millones de dólares en ventas en 2015.

El jugador ya no responde al prototipo que teníamos hace unos años: un adolescente, probablemente empollón y con una casi enfermiza adicción a este tipo de entretenimiento. Ahora, la media de los jugadores en Estados Unidos tiene 37 años y las mujeres ya suponen un 42%, según los datos de la Entertainment Software Association (ESA).

Esto se puede explicar por la demografía, especialmente si se tiene en cuenta que los primeros jugadores de videojuegos ahora está entrando en la mediana edad y mantienen sus hobbies a pesar de que han pasado los años. También hay que tener en cuenta que las compañías de videojuegos, más que cualquier otro medio, han sido capaces de captar cuál es la última nueva tendencia para llegar a nuevas audiencias. Y las mujeres son también un factor muy importante, aunque muchas de estas jugadoras de mediana edad se limiten a jugar al FarmVille en Facebook o al Angry Birds en su smartphone.

El principal mercado para los videojuegos es Estados Unidos, con un gasto de 14.100 millones de dólares este año. De cerca, le sigue China, donde las ventas están creciendo un 20% cada año y, en tercer lugar, se encuentra Japón, hasta hace poco el segundo mercado de los videojuegos, y donde la idea de lo divertido puede diferir de lo que consideramos en el resto del mundo.

La industria de los videojuegos empezó a despegar y a convertirse en algo grande en 1994 cuando Sony lanzó la primera PlayStation. Hasta ese momento, Nintendo y Sega lideraban el mercadeo de los videojuegos con productos principalmente destinados a niños y adolescentes, pero el diseño, el marketing y el catálogo de juegos que ofrecía Sony fueron capaces de atraer a jóvenes entre 20 y 30 años. Otro hito en la historia de los videojuegos de masas es el lanzamiento de la Nintendo Wii en 2006, especialmente dirigida a mujeres y familias para jugar de forma intuitiva e interactiva.

Ahora, la capacidad de los teléfonos móviles está llevando los videojuegos a los bolsillos de personas que nueva habrían gastado dinero en una consola o un juego. Y de los primitivos juegos preinstalados de los primeros móviles hemos pasado a un momento en que las dos categorías más populares de la App Store de Apple son los juegos y el entretenimiento.

Tampoco hay que olvidar el papel de internet en el desarrollo de los videojuegos, haciendo que los desarrolladores puedan poner en manos de sus clientes sus últimas creaciones sin tener que pasar por los canales de distribución tradicionales.

Como todas las industrias mediáticas, los videojuegos están cambiando a un ritmo trepidante, pero lo que los diferencia es que han sido capaces de adaptarse al cambio y a la innovación, y ahora están creciendo de maneras totalmente inesperadas. Incluso están llegando a los entrenamientos militares, la psicología o la biología molecular. Es cierto que los videojuegos todavía se siguen viendo como algo trivial, pero su capacidad de crecer, renovarse y de llegar a un público tan masivo bien podría merecer que se les tome más en serio.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir