Digital

Por qué el subconsciente llevará las riendas de la comunicación en el futuro

La tecnología evoluciona a la velocidad de la luz y traerá bajo el brazo muchísimos cambios (algunos casi inimaginables) en el futuro. Pero, ¿qué se cuece realmente en ese futuro tecnológico (y marketero) que nos aguarda a la vuelta de la esquina?

En torno a esta pregunta (de respuesta inevitablemente complicada) giró la ponencia que Kei Shimada, director global de innovación y desarrollo de negocio de Dentsu, pronunció ayer en el congreso Werbeplanung.at Summit 2017.

A juicio de Shimada, una de las tecnologías que con más fuerza marcarán el futuro de la humanidad será la inteligencia artificial, cuyos efectos se dejarán notar especialmente en el transporte, la educación y el tratamiento de enfermedades raras.

También serán omnipresentes en el futuro que se divisa más allá de 2027 los robots, que tendrán el foco puesto en los servicios prestados a la sociedad. En los Juegos Olímpicos de Tokio habrá, por ejemplo, robots que recibirán a los atletas en el aeropuerto y les ayudarán con las traducciones, con el transporte de sus equipajes y con el uso del transporte público.

“Los robots están mucho más cerca de lo que algunos piensan”, profetizó Shimada. “Los taxistas y otras profesionales serán reemplazados en breve por los robots. Lo queramos o no, estamos ante una realidad que ocurrirá entre los próximos 10 y 20 años”, recalcó.

Otra tecnología que tendrá muchísima pegada en el futuro es la realidad mixta, una mezcla de realidad virtual y realidad aumentada que podrá ser integrada tanto en gafas como en lentes de contacto.

“En 2017 la televisión se habrá quedado totalmente obsoleta”, pronosticó Shimada. En el corazón del consumidor remplazarán a los antiquísimos televisores los wearables, que en un plazo d diez años podría jubilar también a los omnipresentes smartphones.

La neurotecnología tendrá asimismo un papel absolutamente protagonista en el futuro. Actualmente existen ya instrumentos de medición como Neurocam o “Brainwaves for Business”, que están en posición de identificar emociones en el cerebro y traducirlas en imágenes.

Tales instrumentos de medición tendrán un profundísimo impacto en el ramo de la comunicación y también en la medicina. “Podrán utilizarse en personas enfermas incapaces de hacerse entender para identificar el origen de sus dolores”, señaló Shimada. “El subconsciente será en realidad la próxima y gran forma de comunicación en el futuro”, apostilló el directivo de Dentsu.

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir