Digital

El posible abandono de Apple de iAd tiene en vilo a los marketeros... ¿y ahora qué?

niño 300Tras los rumores que se han generado sobre el posible abandono de Apple de su negocio de publicidad, iAd, eliminando su equipo de ventas y funcionando únicamente como plataforma para los anunciantes, son muchos los que ya hipotetizan sobre los motivos de esta decisión y sobre todo las consecuencias.

Pues bien, parece que el panorama no pinta tan mal, al menos para los editores y desarrolladores.

Esta noticia supone el crecimiento inmediato de los rendimientos económicos de sus acciones publicitarias a través del control a través de sus propios SSP/DSP para así optimizar sus inventarios y ser más precisos en la distribución con la consecuencia de resultados más efectivos en cuanto a coste.

El objetivo de iAd es dar el paso a la programática, debido al alcance que tiene iOS y la base de usuarios high-end, y en un futuro formará parte de un mercado digital enteramente programático.

Tan solo basta observar el incremento del inventario disponible a través de este tipo de compra para darse cuenta de que los equipos de ventas están obsoletos.

Junto a esto, los consumidores demandan cada vez más contenido y menos publicidad a través de todos los canales, lo que también obliga a replantearse el modelo publicitario actual.

Lo que no está claro todavía es cómo Apple controlará las creatividades de todo ello y cómo llegará a los usuarios a través de los datos.

Apple tiene un gran atractivo para los anunciantes y ese es el fanatismo que provoca en muchos usuarios y el desarrollo de un ad blocking pone de manifiesto la intención de la compañía de permitir a los usuarios decidir qué anuncios quieren ver y de qué marcas.

El público de la marca de la manzana supone un target muy deseado para la mayoría de los marketeros y, si quieren llegar a ellos, deberán evolucionar en su trabajo desarrollando nuevas maneras de comunicarse con ellos a través del branded content.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir