líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Project Alloy o cuando la realidad virtual se "divorcia" (por fin) de móviles y ordenadores

realidad-virtualConsciente de que a la realidad virtual le aguarda un próspero futuro por delante, la veterana empresa tecnológica Intel ha decidido hincarle el diente a esta tecnología y lo ha hecho además rompiendo moldes.

La multinacional norteamericana presentaba el pasado martes en el Intel Developer Forum de San Francisco Project Alloy, una novedosa plataforma de realidad virtual que elimina muchas de las limitaciones de otros cascos de VR.

El dispositivo, que Intel define como de “realidad mixta”, funciona de manera inalámbrica y es 100% independiente de los ordenadores (a diferencia de otros gadgets como Oculus Rift o HTC Vive) y de los smartphones (como sucede con Gear VR o Cardboard).

Directamente emparentado con las gafas Hololens de Microsoft, Project Alloy cuenta precisamente con el respaldo de la empresa de Redmond y será, de hecho, compatible con la plataforma Windows 10 Holographic.

Intel no comercializará directamente dispositivos de realidad virtual pero distribuirá la plataforma en la que estos se basan aproximadamente a mediados de 2017.

El gadget de realidad virtual presentado por Intel el pasado martes, fabricado de manera interna para presentar en sociedad las múltiples virtudes de la plataforma de que la que son deudores, viene pertrechado de sensores de movimiento y seguimiento y de cámaras integradas con la tecnología RealSense, que permite al usuario utilizar sus propias manos para interactuar con elementos virtuales.

Al ser una plataforma de “realidad mixta”, Project Alloy permite que el mundo físico y el mundo virtual vayan juntos de la mano.

 

Nespresso transporta al corazón de Brasil a través de su nuevo Limited Edition Cafezinho do BrasilAnteriorSigueinteApple responde al tirón de orejas de Bruselas pagando más impuestos en España

Noticias recomendadas