Digital

PUBLICIDAD ENCUBIERTA DE UNA WEB PORNO

Lo que parecía el descuido de una joven resultó siendo una estrategia de marketing. El diario británico The Sun desvelaba hace unos días lo que había detrás de la historia de Tiffy Toodlepoo, una joven que supuestamente había extraviado su cámara durante unas vacaciones con sus amigas. Finalmente no se trataba de una chica inocente, sino de una modelo de una web porno que lo que intentaba era hacerse promoción.

La historia comienza con las vacaciones de Tiffy Toodlepoo y sus amigas a la playa, en donde sacan infinidad de fotografías provocativas con su cámara digital, en poses sugestivas, lencería e incluso desnudos. En algún punto de las vacaciones, Tiffy pierde su cámara, y con ella todas sus comprometidas fotos. Es entonces cuando supuestamente un grupo de jóvenes encuentran la cámara y, tras ver el contenido, piensan en cómo poder localizar a la dueña y devolverla.

Lo que se les ocurrió fue registrarse en Facebook, subir todas las fotos, armar un grupo titulado “Help us re-unite this lass with her camera” y solicitar la ayuda de todos los usuarios. Más de 17.000 personas se han dado de alta en el grupo, y no tanto para ayudar a encontrar a la dueña de la cámara, sino para poder ver las fotos de la provocativa rubia. Todo un logro y un ejemplo de una eficaz estrategia de marketing.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir