líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los asistentes de voz provocan a veces escalofríos al consumidor

¿Qué hace espeluznantes los asistentes de voz a ojos (y a oídos) de la gente?

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

A pesar de haberse zambullido con entusiasmo en el proceloso océano de los asistentes de voz, los consumidores contemplan esta tecnología con no poco recelos (algo que deberían tener muy en cuenta las marcas).

asistentes de vozLos altavoces inteligentes se han hecho en ubicuos en los hogares en el transcurso de los últimos años. Y los asistentes de voz en ellos agazapados disfrutan igualmente de cada vez mayor predicamento. Según un reciente estudio llevado a cabo en Europa y Norteamérica por Selligent Marketing Cloud, el 45% de los consumidores dice utilizar asistentes de voz y dispositivos como Amazon Echo y Google Home.

Aun así, y pese a haberse arrojado con entusiasmo en los brazos de los asistentes de voz, los consumidores contemplan esta tecnología con no poco recelos (algo que deberían tener muy en cuenta los anunciantes).

El 52% de los 5.000 consumidores consultados en su informe por Selligent Marketing Cloud tilda de inquietante el hecho de que las marcas se dirijan a ellos con anuncios que echan raíces en preguntas recientemente formuladas a sus asistentes de voz.

A una proporción aún más abultada de consumidores (el 69%) le inquieta también sobremanera que las marcas le interpelen con publicidad basada en conversaciones que han tenido lugar a priori sin que estuviera activado ningún asistente de voz.

Tanto en el primer caso como en el segundo caso sólo una pequeña minoría considera tales fórmulas publicitarias (y de targeting) verdaderamente útiles.

Sorprende, de todos modos, que sólo al 51% de los consumidores le provoque zozobra que los asistentes de voz escuchen sus conversaciones sin su consentimiento.

El espíritu más cotilla de los asistentes de voz es fuertemente censurado por el consumidor

Los adultos jóvenes (el 58% de las personas de entre de 18 y 24 años y el 57% de los consumidores de entre 25 y 35 años) recelan más que otras generaciones de la querencia de algunos asistentes de voz por escuchar a hurtadillas conversaciones a las que no han sido invitados.

Estos abultados porcentajes descienden hasta el 48% en el caso de la Generación X (consumidores de entre 36 y 54 años) y hasta el 36% en el caso de los «baby boomers».

Los a menudo excesivamente cotillas asistentes de voz ayudan a las marcas a hacer más personalizada la experiencia que brindan a sus clientes y lo cierto es que el consumidor reclama elevadas dosis de personalización a las marcas (aunque sin tener que renunciar quizás a su propia privacidad).

El 80% de los centennials y los millennials tilda de muy importantes las experiencias personalizadas. El 70% de la Generación X otorga a éstas idéntica importancia. Menos relevancia goza la personalización a ojos de los «baby boomers» (52%).

Al consumidor le resulta particularmente útil (en términos de personalización) que las marcas pongan a su disposición ofertas sobre artículos previamente buscados pero no comprados (64%), que le recomienden productos basados en anteriores compras (64%) y que se tomen la molestia de preguntarle cómo valora su última compra (71%).

 

En este chiflado spot un joven zampa salchichas como si no hubiera mañana (pero nada es lo que parece)AnteriorSigueinteLos adolescentes de entre 12 y 17 años pasan más tiempo "conectados" que en el colegio

Contenido patrocinado