Digital

Las claves para que marcas y editores sobrevivan al RGPD

¿Qué implica el RGPD para las marcas y los editores?

La llegada del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es inminente, y cambiará las reglas del juego para todos: marcas y editores incluidos.

RGPDYa ha comenzado la cuenta atrás para la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que llegará el próximo 25 de mayo. A partir de dicha fecha, cada compañía que trabaje en territorio europeo tendrá que cumplir con las estrictas normas que se imponen para la mayor protección de privacidad de los ciudadanos europeos. Y las marcas anunciantes y los editores no son una excepción.

El nuevo RGPD dará derecho a los usuarios a ser informado de cómo se utilizan sus datos personales, a restringir cómo desea que se procesen dichos datos, a no ser sujeto de decisiones realizadas automáticamente, a la portailidad de sus datos, a detener el procesamiento de sus datos personales en todo momento, a borrar sus datos personales, a acceder a los mismos así como a rectificarlos.

En consecuencia, según Digiday.com, las marcas y los editores deberán estar preparados, en primer lugar, para hacer que sus datos sean más inteligentes, documentando todos los elementos. Las marcas deberán estar especialmente atentas a la utilización de datos de terceros. Por otro lado, ambos tendrán que evaluar los riesgos de privacidad, de la mano de los Data Privacy Impact Assesments (DPIAs).

Por otro lado, deberán estar muy seguros de que tienen las bases legales bien aprendidas, pues dependerán del tipo de dato procesado, de cómo se recojan o de cómo se analizan. Para el marketing digital y los editores, las claves son dos: consentimiento e interés legítimo. De este mismo modo, deberán mantener una lista de socios aprobada, pues la falta de confianza en terceros es algo que ya no se puede tolerar, teniendo en cuenta toda la cadena de suministro.

Asimismo, deberán identificar e informar de cada brecha de seguridad que se produzca en el seno de sus compañías. El regulador debe ser notificado en el plazo máximo de 72 horas y, dependiendo del tipo de brecha de seguridad, también el usuario. La transparencia se vuelve esencial, dando al usuario la posibilidad de tener más control sobre cómo se utilizan sus datos personales, incluyendo todos los elementos que se utilizan. En conclusión, todos los derechos de los usuarios deben ser respetados y priorizados.

Y, ¿cuál es el primer paso para satisfacer las obligaciones del RGPD? Pues conocer de forma profunda el ecosistema digital en el que se mueve la compañía, identificando, analizando, comunicando y aplicando.

¿Qué implica el RGPD para las marcas y los editores?

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir