Digital Marketing

¿Qué se esconde detrás de la alianza entre Microsoft y Dropbox?

microsoft dropboxAunque hace unas tan solo unas horas que Microsoft y Dropbox han anunciado su acuerdo, que ha cogido por sorpresa al sector, los analistas ya se empiezan a cuestionar cuáles son las consecuencias reales de esta alianza.

A nivel técnico, el acuerdo implica la fusión del sistema de almacenamiento digital de Dropbox con los componentes de Microsoft Office. Es decir, que a partir de la próxima actualización, los documentos de Office podrán verse y editarse fácilmente y de forma sincronizada desde Dropbox, tanto en su versión escritorio como en la de los dispositivos móviles (Android, iOS, y cómo no, Windows Phone).

Así, se podrán editar documentos cómodamente desde la aplicación, por ejemplo de camino al trabajo, y luego seguir trabajando con ellos en la oficina. Además, existe la posibilidad de crear enlaces de descarga que se pueden compartir. Por tanto, el trabajo estará mucho más optimizado y se podrá gestionar mejor el tiempo. Pero ¿qué razones se esconden detrás de esta estratégica operación?

El primer aspecto "chocante" que rompe los esquemas es la idea de que Microsoft, que ya cuenta con su propio servicio de almacenamiento online, OneDrive, se haya aliado a una empresa que se dedica exclusivamente a esta función.

Por parte de la empresa con sede en Redmond, se puede decir que ésta no desea perder ese papel clave y prestigioso del que siempre ha gozado en el terreno digital, y en la sección de almacenamiento digital no quiere ser menos. Por ello, la posibilidad de que sus componentes de Office funcionen en Dropbox abre nuevas puertas para los consumidores y aumenta la probabilidad de que la compañía gane nuevos usuarios, aunque sea a costa de terceros. Además, con este movimiento Microsoft se sitúa a la vanguardia en cuanto a almacenamiento en la "nube" y se acerca más a las opciones que ofrece Google Drive, el servicio de almacenamiento de uno de sus mayores competidores.

Si hablamos de Dropbox, hay que tener en cuenta que, al ser la competencia cada vez mayor, ésta se está viendo obligada a reajustar los precios continuamente. Además, al tratarse de una plataforma que está centrada únicamente en el almacenamiento, sus oportunidades de prosperar en el futuro no parecen amplias, por lo esta operación les resultará más que rentable. Asimismo, también se hace con la exclusividad de la plataforma de trabajo más usada, Microsoft Office.

Pero ahora cabe plantearse si ante esta coyuntura, la empresa capitaneada por Nadella terminará absorbiendo por completo a Dropbox, ya que aunque Microsoft tiene presencia en muchas áreas de negocio, su filial de almacenamiento, OneDrive, "apenas" facturó 200 millones dólares.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Dendary

Smartclip

La Vaguada

Compartir