Digital

¿Quién está al volante de los coches conectados? ¡Cuidado!, que se avecinan curvas #IAA

cochesEl futuro de la industria automovilística está en manos de los coches conectados. Así está quedando meridianamente claro en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) que se está celebrando actualmente en Fráncfort.

¿Lo más curioso? Que los que tienen a priori más papeletas de estar al volante de los automóviles conectados no son los fabricantes tradicionales de coches sino los gigantes tecnológicos como Google y Apple. “Las posibilidades financieras de Google y Apple son enormes. Eso nadie lo pone en duda”, admite Friedrich Eichiner, director de finanzas de BMW, en declaraciones al diario Handelsblatt. La compañía de Eichiner, BMW, presume, no obstante, también de músculo financiero y está echando toda la carne en el asador para hacerse oír alto y claro en el universo de los coches conectados.

“Los fabricantes de coches no pueden afrontar en solitario el nuevo universo de los coches conectados que se cierne en el horizonte. Necesitan alianzas”, constata, por su parte, Axel Schmidt, de la consultora Accenture.

Y en Daimler, la matriz de Mercedes-Benz, están muy abiertos a estas alianzas, que no dudan en tildar de necesarias. Eso sí, Mercedes-Benz traza una línea roja muy clara en su colaboración con Apple, Google y compañía. “No queremos que se abran paso en nuestros coches sistemas operativos totalmente ajenos a nuestra marca”, dice Dieter Zetsche, presidente de Daimler.

La desconfianza con que Daimler contempla lo que se cuece actualmente en Silicon Valley está, de todos modos, más que justificada. Ahí están los coches autodirigidos de Google para demostrarlo. Como también lo está el eterno rumor nunca confirmado del aterrizaje de Apple en el universo automovilístico.

No está muy claro quién será el dueño de esa auténtica “gallina de los huevos oro” que prometen ser los coches conectados. Lo que sí que está claro es que este mercado, aún en mantillas, hay un auténtico filón, también publicitario.

Armados con los datos del usuario, los coches conectados serán capaces de convertirse en potentes plataformas publicitarias capaces de conectar con el consumidor en el momento y el lugar adecuados.

Aun así, los coches conectados no traen única y exclusivamente buenas nuevas bajo el brazo. Al fin y al cabo, muchos hackers se están ya frotando las manos ante la perspectiva de poder hacer de las suyas en los coches conectados.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir