Digital

Si quiere construir una marca personal de valor, no siga cometiendo estos 4 errores

marca-personal-1En muchas ocasiones nos engañamos a nosotros mismos, es algo inevitable en el ser humano. Y estos pensamientos no nos dejan ver la realidad con toda su nitidez.

Si se refieren a temas secundarios, lo cierto es que los perjuicios no son muchos pero, cuando se trata del ámbito profesional, abrir los ojos de una vez por todas es lo mejor que le podría pasar.

Muchos profesionales tienen numerosas ideas preconcebidas sobre lo que es necesario o no. Y lo que es peor, tienden a pensar que ellos son la excepción que confirma la regla.

Sentimos decirle que esto no es así. Por ello, si sigue creyendo en la veracidad de las 4 siguientes ideas sobre su marca personal, tiene un gran problema. Pero tranquilo, tenemos la solución.

1. No necesito una presencia web
Esta idea tan extendida tiene su origen en la confusión sobre el uso de las redes sociales y el ámbito digital. Contar con una presencia en este mundo no quiere decir compartir su privacidad, hacer pública su vida personal. Ni fotos de comidas, ni pensamientos aleatorios y reflexivos sobre la complejidad vital.

Selecciones una o dos redes sociales estratégicas y nútralas con contenidos valiosos, útiles y específicos de su área.

2. Ya estoy encasillado en un puesto y es demasiado tarde para cambiarlo
Nunca es tarde si la dicha es buena. Si lo que quiere es hacer una estrategia de rebranding, le advertimos de que quizá no sea fácil y requerirá bastante tiempo pero no es imposible.

Pruebe a realizar poco a poco pequeños cambios en su imagen de marca personal que muestre su evolución en el tiempo para ir afianzando su nueva identidad.

3. Si no está roto no hay por qué arreglarlo
A la hora de postularse para un puesto de trabajo es importante contar con una presencia digital “limpia”, es decir, ni fotos comprometidas o comentarios poco acertados del pasado. Y es que, cada vez es más frecuente que los empleadores rastreen su huella 2.0 para analizar su perfil.

Si cree que su trabajo ha terminado porque su nombre está libre de pecados, está muy equivocado.

Si realmente quiere aumentar sus posibilidades de ser contratado, debería aportar el punto de calidad que le diferencie de los demás aportando contenidos de su campo profesional en redes sociales gratuitas que le permitan mostrar su potencial, escribir un blog o participar en actividades que le den notoriedad mediática.

4. Mis habilidades hablan por sí mismas
Es indudable que contar con unas habilidades y logros es siempre positivo de cara al mundo laboral pero solo eso no basta.

Necesitará ser capaz de demostrar cómo esas habilidades pueden proveer valor a sus clientes o empleadores para dejar huella en ellos. Y no es algo que debería hacer puntualmente sino de manera constante.

Actualizar sus perfiles digitales, construir relaciones, y cuidar sus canales de comunicación es la mejor forma de obtener beneficios a largo plazo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir