líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

R. Carpintier (DAD): "En España queda mucho para un ecosistema emprendedor a la altura de Alemania o Inglaterra"

Redacción

Escrito por Redacción

Rodolfo CarpintierVivimos en un mundo 2.0. Una era digital que no sólo ha afectado a los hábitos y los usos que hacen los usuarios de la tecnología, sino que también exige que los profesionales, sea cual sea su sector, se adapten y aprendan a desenvolverse en un nuevo entorno. En MarketingDirecto.com hemos hablado con Rodolfo Carpintier, presidente de DAD y experto en emprendeduría 2.0, que impartirá una masterclass sobre «Empresa y Profesionales del siglo XXI» en ICEMD el próximo 14 de marzo, para entender cómo tiene que ser el emprendedor de la era digital y qué retos tiene que afrontar.

– ¿Qué es DaD y qué actividades lleva a cabo?

DaD es una incubadora de negocios de internet en la que 87 Business Angels invierten directamente (entre 50.000 y 500.000 euros), y eso les da la opción además, para coinvertir con nosotros en proyectos de internet a los que no llegarían de otra manera.

– ¿En qué se basa vuestra decisión para invertir sobre un proyecto?
Tenemos que estar convencidos de que el emprendedor/a está convencido/a de su idea, tiene el talento y las ganas necesarias para llevarlo a cabo y está en un mercado de gran crecimiento.

– ¿Cuáles son las claves para plantear el proyecto para una start-up de éxito?
Que sea escalable, que haya juntado a un buen equipo pluridisciplinar y que quieran hacer una empresa verdaderamente grande.

– ¿Qué consejos daría a una persona que está pensando en emprender en esta era digital?
Analizar bien el espacio, convencerse de que existe una gran oportunidad, comprobarla directamente en las redes sociales y luego “venderle” la idea a un gran equipo que nos ayude a llevarla a cabo.

– ¿Cree que emprender es una buena salida a la crisis económica que estamos viviendo en nuestro país? ¿Cree que habría que reducir las trabas que existen a la hora de montar una empresa?
Los emprendedores, cuando tienen éxito son dinamizadores de la economía y generadores de empleo y cuando fallan, aprenden lo que han hecho mal y están mejor capacitados para su siguiente proyecto. En España queda mucho todavía por hacer para disponer de un ecosistema emprendedor a la altura de Alemania, Inglaterra o Francia.

– ¿En qué se diferencia una start-up 2.0 de una start-up tradicional?
En que, en general, necesita menos recursos iniciales, es más flexible y puede probar distintos modelos de negocio y que tiene más escalabilidad si el modelo es el adecuado.

– ¿Cree que todavía hay un cierto temor a apostar por iniciativas digitales?
Por desconocimiento. España tiene muchos inversores que conocen bien el mundo del negocio tradicional e inmobiliario pero les da miedo entrar en una empresa que no tiene “activos físicos” de ningún tipo.

– En su Masterclass en ICEMD hablará sobre ‘Empresas y Profesionales del S. XXI’. ¿Qué aspectos son imprescindibles conocer sobre la nueva economía y los nuevos modelos de negocio que están apareciendo?
Es necesario entender el rol de las redes sociales en el cambio de poder que llega a manos del cliente final, saber cómo contrarrestar una campaña de desprestigio de nuestra marca, pasar al cliente buena parte del servicio post venta y del soporte técnico en base a disponer de herramientas informáticas en la nube que se lo pongan fácil a nuestro clientes que quieren un servicio 24/365 y que hay que poder dárselo a bajo coste.

– ¿Cómo tiene que ser ese profesional del siglo XXI?
Tiene que estar muy familiarizado con los entornos de internet en cuanto a trabajo, seguimiento de competidores y tendencias de nuevos modelos de negocio. Además debe saber que hoy “los mejores” no aceptan jefes a los que no admiren porque aprenden de ellos, y que hay que ser mucho más que parecer, como dicen los alemanes.

– ¿Cómo cree que será el entorno profesional que veremos en los próximos diez años?
Mucho más independientes trabajando desde su casa u oficina remota en temas en los que son especialistas y poco tiempo de aprendizaje anterior en grandes empresas. Los contratos de más de cinco años serán raros y las renovaciones de plantilla constantes en base a los nuevos perfiles profesionales que se irán necesitando con la integración de mucha tecnología de la que hoy todavía no conocemos suficientemente.

 

Nestlé retira algunos de sus alimentos precocinados después de encontrarse carne de caballoAnteriorSigueinteMicrosoft ultima los detalles para el paso de Messenger a Skype el próximo 8 de abril

Contenido patrocinado