líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué son tan cara las Apple Vision Pro

La pregunta del millón: ¿cuál es la razón del exorbitante precio de las Apple Vision Pro?

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Según un análisis emprendido por Omdia, solo los componentes y la producción de las Apple Vision Pro cuestan nada más y nada menos que 1.542 dólares.

Las Vision Pro, las gafas de realidad mixta de Apple, han sido colmadas de lisonjas por parte quienes han tenido ya la oportunidad de probar este «gadget», que aterrizó en las tiendas al otro lado del charco el pasado 2 de febrero. Sin embargo, de las encendidas loas que ha propiciado el nuevo dispositivo de Apple queda excluido el precio, que no es definitivamente para todos los bolsillos. No en vano, la versión más básica de las Apple Vision Pro cuesta nada más y nada menos que 3.499 dólares.

Pese a que tan estratosférico precio resta inevitablemente puntos a las Apple Vision Pro (y les impide también convertirse en «mainstream»), todo el mundo parece coincidir una cosa: la calidad de imagen de las nuevas gafas de realidad mixta de la compañía de Cupertino es absolutamente excepcional. Incluso Mark Zuckerberg lo reconoce (para recalcar, eso sí, después que el «headset» Quest 3 de Meta es definitivamente el «mejor producto», por mucho que la resolución de las Apple Vision Pro sea mayor).

A Apple se le ha criticado mucho que haya puesto un precio tan exorbitante a sus Vision Pro, pero parece que su oneroso coste de mercado está justificado después de todo. Así parece colegirse al menos de un análisis emprendido por la empresa de investigación de mercados Omdia, que analizó los materiales involucrados en la fabricación del dispositivo y calculó sus costes estimados. Según Omdia, solo los componentes y la producción de las Apple Vision Pro cuestan nada más y nada menos que 1.542 dólares. Y la mayor parte de esta cantidad la engullen las dos pantallas del dispositivo y su complejísimo sistema óptico.

Omdia estima que Apple paga 456 dólares por las dos pantallas microLED de Sony imbricadas en las Vision Pro. Esta cantidad es más de lo que la gente suele invertir, por ejemplo, en un televisor. El rendimiento en el plano técnico de ambas pantallas, de tamaño diminuto, pone, no obstante, su precio en perspectiva. De acuerdo con Apple, las pantallas de las Apple Vision Pro albergan en sus entrañas 23 millones de píxeles, que tienen cada uno un diámetro de 7,5 micrómetros. Y son tan minúsculos que, según un análisis de iFixit, 50 de esos píxeles cabrían en un solo píxel de la pantalla del iPhone 15 Pro.

El análisis de Omdia no tiene en consideración los gastos de packaging, transporte y marketing

Hay además que tener en consideración el coste de las dos lentes a través de las cuales se contemplan las pantallas agazapadas en las entrañas del dispositivo y que cuestan cada una de ellas 35 dólares. Si a ese precio (multiplicado por dos) sumamos los 456 dólares que cuestan las pantallas de las Apple Vision Pro, solo el sistema óptico del «gadget» asciende a los 526 dólares, aproximadamente una tercera parte del coste total del dispositivo.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Los expertos de Omdia calculan que Apple abona otros 240 dólares por los dos chips incorporados en las gafas. Uno de ellos es un procesador M2, el mismo que se utiliza en los MacBooks y en los iPads, y el otro es el procesador de imágenes R1, que ha sido en este caso especialmente desarrollado para las Vision Pro.

Las estimaciones efectuadas por Omdia son obviamente solo aproximadas, pero arrojan luz en todo caso sobre el porqué del elevado precio de las Apple Vision Pro. La compañía calcula asimismo que el ensamblaje de las gafas en el proveedor Luxshare tiene un coste de 130 dólares, lejos de los 24,50 dólares que paga, por ejemplo, Apple por el ensamblaje del iPhone XS Max (una cifra que pone de relieve el alto grado de complejidad técnica solapado a las gafas de realidad mixta de Apple).

De los cálculos efectuados por Omdia quedan excluidos, de todos modos, los costes adicionales que emergen a la superficie en apartados como el packaging, el transporte y el marketing. Y en esos cálculos se quedan igualmente fuera los costes de desarrollo involucrados en el dispositivo (en particular a lo relativo al software).

Lo que parece claro es que el precio, aparentemente abusivo, de las Apple Vision Pro echa anclas en factores 100% reales que lo justifican hasta cierto punto y no son, por ende, fruto de un mero capricho de los de Cupertino (sabedores en todo caso del alto poder adquisitivo de sus fans).

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Papas con mojo y patatas bravas: Iberia Express refuerza la conexión entre Canarias y MadridAnteriorSigueinte"Utilizamos la IA como recurso para mejorar la experiencia del usuario", Dido del Hoyo (Podimo)

Contenido patrocinado