Digital

Realidad virtual y porno: ¿la experiencia definitiva para el usuario?

porno-realidad-virtual¿Sabe quién es uno de los mayores “early adopters“? La industria del porno. Si, ha leído bien. Las empresas de contenidos para adultos han sido punteras en el uso de la tecnología desde principios de la década de los años 90. Fueron de las primeras compañías en proporcionar contenidos a través de internet u ofrecer servicios de pago online.

Es por esto que, para no perder el ritmo, el mundo del porno se está posicionando a la cabeza como uno de los pioneros para adaptar la realidad virtual. Una oportunidad de mejorar la experiencia de sus usuarios hasta niveles que antes sólo habían podido soñar. Pero no lancemos las campanas al vuelo.

Al igual que sucede cuando se comienza a generalizar el uso de una tecnología que se encuentra, por decirlo de alguna manera, en una fase primaria, aún queda mucho por hacer. Realidad virtual y porno forman un binomio perfecto pero lo cierto es que los trabajos que se han presentado hasta el momento están muy lejos de ofrecer esa experiencia transformadora y revolucionaria que muchos esperan. Sigue siendo porno creado por hombres para los hombres en los que se huye temerosamente de cualquier intento de crear una historia o establecer un contexto.

Con esto, los expertos en la materia quieren dejar claro que hay que llegar al consumidor a través de sentidos más allá de la vista o los sonidos habituales. No existe aún una idea de la interacción entre el usuario y la experiencia que la realidad virtual podría llegar a ofrecerle.

El mundo del porno debería mirar un poco hacia la industria del videojuego dónde han sabido plasmar a la perfección todas las posibilidades que los avances en el campo de la realidad virtual pueden reportar a la experiencia del usuario.

El porno tiene que aprender que la realidad virtual no sólo debe servir para satisfacer nuestras necesidades y deseos más íntimos sino que puede posicionarse como un mecanismo perfecto para conocer a la otra persona a través de uno de los instintos más naturales del ser humano: el sexo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir