líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Red social o compañía de transporte encubierta? La Justicia decide sobre Blablacar

blablacarBlablacar, la red social para que los usuarios puedan compartir los gastos de los trayectos mediante el uso de coches particulares, se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de los últimos días.

El motivo lo encontramos en la demanda interpuesta por Confebús, la patronal del transporte de viajeros por carretera a través de la que acusa a Blablacar de ser una red de transporte encubierta.

Ambas partes se han visto las caras en el juzgado de lo mercantil número 2 de Madrid para presentar sus respectivos argumentos ante la Justicia. Casualidades de la vida, este es el mismo juzgado que hace ya algunos meses prohibía a Uber desarrollar sus actividades en nuestro país.

Celebrado el juicio se puede extraer las primeras conclusiones del mismo. Confebús acusa a Blablacar de actuar como intermediario en la contratación de servicios de transporte careciendo de licencia para el desarrollo de este tipo de actividad.

«No somos una red de transporte encubierta»

Acusación ante la que Blablacar se defiende alegando que ellos son una red social que se limita a poner en contacto a los pasajeros. En ningún momento se consideran como una red de transporte encubierta. Es por esto que su actividad no se encontraría reglamentada por la Ley de Ordenación del Transporte sino por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI), según publican desde el diario El País.

De acuerdo a los informes presentados por Blablacar ante el juzgado, la actividad de compartir coche para ahorrar gastos apenas tiene un impacto del 0,3% sobre el sector del autobús. Se han defendido además de las acusaciones de que los usuarios obtengan algún tipo de lucro ya que el estricto control tarifario de la compañía sobre los precios de los trayectos hace que sirvan para cubrir el coste de la gasolina así como el desgaste de otros componentes de los coches. Nada más.

Los datos ofrecidos apuntan que la aportación media por cada uno de los pasajeros que utiliza este servicio se sitúa en los 5,2 céntimos por kilómetro frente a los seis céntimos que se sugieren desde Blablacar. Recordemos que en este sentido el precio fijado por la Agencia Tributaria en lo referente a retribuciones por kilometraje se sitúa en los 19 céntimos.

Para demostrar la total ausencia de lucro en los conductores de Blablacar la compañía presentó ante el juzgado el informe encargado a la empresa consultora Roland Berger. De acuerdo al mismo el 98% de sus usuarios realiza menos de dos viajes mensuales lo que se traduce en que más del 90% de los usuarios que publicaron ofertas a lo largo del último año han ingresado menos de 50 euros al mes.

Confebús asegura que Blablacar paga el seguro de sus conductores

Por su parte Confebús ha presentado un informe con el que pretende demostrar que sí que nos encontramos ante una red de transporte encubierta asegurando que Blablacar estaría pagando los seguros de los conductores a través de AXA, tal y como recogen desde el portal Xataka.

De este estudio se deriva un dato curioso en el que se revela que cada viernes Blablacar ofertaba 2.162 plazas frente a las 6.812 plazas que ofrecían las empresas de autobuses lo que se traduce en que la compañía registra un 32% de impacto en el mercado.

Un mercado que cada vez se encuentra con un mayor número de obstáculos ante el surgimiento de plataformas como Uber, Blablacar o Cabify que están poniendo en serios aprietos al sector del taxi que ha visto reducida su cuota de mercado. Una situación en la que profundiza de primera mano el programa de Telemadrid “Ciudadano Cake: El futuro del Taxi”.

Por supuesto no han faltado las acusaciones sobre la falta de seguridad del servicio ofertado al carecer de los seguros y permisos necesarios para el desarrollo de una actividad profesional de esta índole.

¿Qué opinan desde Blablacar?

Desde MarketingDirecto.com nos hemos puesto en contacto con responsables de Blablacar para conocer su opinión sobre todo lo que está sucediendo. “Nos encontramos en un momento que afrontamos con preocupación por la gran trascendencia que su desenlace tendrá para los 2,5 millones de españoles que desde 2010 han compartido nuestra visión de una forma de viajar más asequible, más social y más sostenible basada en compartir coche y compartir gastos”.

Han destacado que consideran que la situación que se está dando en España en relación a sus servicios es muy diferente y “excepcional” respecto a los otros 19 países en los que operan. “Afrontamos este momento con mucha confianza en los argumentos que hemos presentado al juez, porque no son ciertas las acusaciones vertidas contra nosotros, ni contra nuestros usuarios”.

”Desde Blablacar hemos explicado y defendido ante el juez esta nueva alternativa de movilidad por la que han optado 2,5 millones de españoles, una forma de viajar que las autoridades españolas han entendido enmarcada dentro de la legalidad desde que comenzamos a operar en España en el año 2010”, han destacado.

“Entendemos que todos los argumentos y datos que le hemos comunicado al juez son lo suficientemente sólidos para tener confianza en el resultado y agradecemos las muestras de apoyo recibidas por parte de los miembros de nuestra comunidad”, concluyen en el comunicado y declaraciones ofrecidas a este medio.

¿Es una táctica correcta la compra de fans? #HydraResponde como pocos se atrevenAnteriorSigueinteLo que los "malos humos" del #dieselgate de Volkswagen esconden para las agencias

Noticias recomendadas