Digital

Rusia obliga por ley a sus bloggers a registrarse en un listado oficial del Gobierno

RHuman Rights Watch ha declarado que Rusia no debería imponer regulaciones injustificadas en relación a la libertad de expresión y la privacidad en internet. Esta afirmación se produce como respuesta a una nueva normativa desarrollada por el gobierno ruso en la que se recoge que todos aquellos bloggers rusos que cuenten con un número importante de seguidores, deberán registrarse ante las autoridades y cumplir la misma normativa que regula a los medios de comunicación.

Esta ley fue aprobada el pasado 22 de abril por la Duma junto a las nuevas leyes contra el terrorismo entre las que se incluye una ley sobre “los usuarios de internet conocidos como bloggers”. Según esta normativa, todos aquellos bloggers que cuenten con más de 3.000 visitas diarias en sus sitios web, deberán registrarse en el Roskomnadzor, organismo estatal que supervisa los medios de comunicación del país.

Una vez registrados estos tendrán las mismas limitaciones y obligaciones legales que los grandes medios de comunicación rusos entre las que se incluyen verificación de la información para ofrecer la mayor exactitud, una edad mínima para los usuarios, protección relativa a la vida privada de las personas y estar sujetos a las restricciones sobre la propaganda en favor de los candidatos electorales.

Además esta ley contempla que los bloggers pueden ser considerados responsables de cualquier comentario publicado por terceros en su sitio web o a través de las redes sociales. “Esta ley exige que los bloggers se atengan a las mismas restricciones que los medios de comunicación pero sin darles las mismas protecciones y privilegios” señala Hugh Williamson, director para Europa y Asia de Human Rights Watch. “Estamos frente a otro hito de la implacable Rusia contra la libertad de expresión y la privacidad ya que obliga a los bloggers con más de 3.000 visitantes proporcionar su nombre y apellidos reales así como sus datos de contacto en su páginas web”, añade.

La ley contempla sanciones económicas

En caso de no cumplir con estos requisitos, el Roskomnadzor puede instruir proveedores o administradores para estos sitios para proporcionar los nombres y contactos de las autoridades. Si los bloggers no se registran en este organismo regulador o no proporcionan al gobierno los datos solicitados se enfrentan a multas que oscilan entre los 10.000 y los 30.000 rublos (entre 280 y 840 dólares) en el caso de personas físicas y multas de hasta 300.000 rublos (8.400 dólares) para las personas jurídicas.

Repetidas violaciones de los aspectos de esta ley supondrán multas de hasta 50.000 rublos (1.400 dólares) para individuos y de hasta 500.000 rublos (14.000 dólares) en el caso de personas jurídicas o la suspensión administrativa del sitio durante un mes.

Uno de los problemas que plantea esta nueva ley es la amplia definición de “blogger” ya que puede ser considerado como tal cualquier usuario de Twitter o de otras redes sociales lo que supondría incluir en esta ley a muchos usuarios de medios sociales.

Dunja Mijatovic, representante de Freedom of the Media for the Organization for Security and Co-operation en Europa, considera “deplorables” las nuevas restricciones impuestas en Rusia y solicita a Vladimir Putin que retire este ley. “Si se aplica esta ley se frenará la libertad de expresión y la libertad de los medios de comunicación social además de inhibir seriamente el derecho de los ciudadanos a recibir y difundir información alternativa y a expresar sus opiniones críticas con total libertad” señalan desde la organización.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir