líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Scarlett Johansson acusa a OpenAI de copiar su voz en Her

Scarlett Johansson denuncia que OpenAI clonó su voz sin su consentimiento tras dar calabazas a la compañía

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Scarlett Johansson saltaba ayer a la palestra para denunciar que OpenAI había clonado su voz sin su consentimiento después de que la intérprete se negara a prestar su voz a ChatGPT.

OpenAI tomaba ayer la determinación de suspender Sky, la voz de ChatGPT empleada la semana pasada en una demo que tanto recordó a algunos a la voz de Scarlett Johansson en la película Her. Sin embargo, la retirada de Sky (que OpenAI no ha aclarado si será definitiva o meramente temporal) no ha servido ni mucho menos para calmar las aguas.

Ayer mismo la protagonista indirecta de la polémica, Scarlett Johansson, saltaba a la palestra para denunciar que OpenAI había clonado su voz sin su consentimiento después de que la intérprete se negara a prestar su voz a ChatGPT.

Sam Altman, CEO de OpenAI, solicitó a la protagonista de Lost in translation en septiembre del año pasado que fuera la voz del sistema conversacional de IA de la compañía, según ha confesado la intérprete en declaraciones a The Washington Post.

Johansson declinó, no obstante, la oferta que le hizo llegar Altman y en mayo, apenas dos días antes de que Sky, la voz de ChatGPT, acaparara todos los focos en una demo de naturaleza pública, el CEO de OpenAI contactó de nuevo con la actriz para pedirle que reconsiderara su posición.

Sin embargo, antes de que la actriz pudiera responder de Altman, OpenAI ya había hecho pública una demo de ChatGPT con la voz de Sky, esa que Johansson denuncia que es un remedo (a todas luces deliberado al parecer) de su propia voz.

Durante la presentación efectuada por OpenAI la semana pasada, donde Sky llegó a coquetear abiertamente con los empleados de la matriz de OpenAI, muchos apuntaron que esa voz era inquietantemente parecida a la de Scarlett Johansson en Her (que en ese filme interpretaba precisamente a una IA).

Scarlett Johansson dice sentirse airada con OpenAI por haber clonado su voz tras declinar su oferta de dar voz a ChatGPT

«Cuando escuché la demo, no pude sino sorprenderme y enfadarme y no daba crédito a que Sam Altman hubiera decidido utilizar una voz tan escalofriantemente similar a la mía propia que incluso para mis personas más allegadas resultaba totalmente indistinguible de mi propia voz», asevera Johansson.

«Altman insinuó incluso que la similitud era intencionada, tuiteando la palabra ‘her’, en clara referencia a la película en la que doy voz a un sistema de IA, Samantha, que forja una relación íntima con un ser humano», dice la actriz.

Sky es una de las cinco voces que OpenAI estrenó en septiembre de 2023 cuando desveló el nuevo modo conversacional con voz y audio de ChatGPT. Ya por aquel entonces se hizo evidente el parecido entre Sky y la voz de Scarlett Johansson, aunque la similitud terminó tornándose aún más conspicua la semana pasada durante presentación del nuevo modelo de IA GPT-4o, que agazapado en las entrañas de ChatGPT permite al usuario mantener conversaciones totalmente naturales (y casi humanas) con el famoso chatbot.

En una entrevista concedida en septiembre del año pasado a The Washington Post Peter Deng, vicepresidente de productos de consumo de OpenAI, negó que la voz de Sky hubiera sido específicamente diseñada para parecerse a la de Scarlett Johannsson en Her. «Tenemos cinco voces diferentes y todas obedecen a una preferencia puramente personal», aseguró Deng.

OpenAI decidió suspender la voz de Sky este lunes, al tiempo que daba explicaciones sobre los cambios efectuados en ChatGPT en un post publicado en su blog corporativo y bautizado con el nombre de «How the voices for ChatGPT were chosen». En ese post la compañía explicó que en el proceso de selección de las voces de ChatGPT tomaron parte 400 actores de voz, de lo cuales fueron elegidos finalmente cinco.

«La voz de Sky no es la de Scarlett Johansson, y nunca fue nuestra intención que se pareciera a la de ella. Reclutamos a la actriz de voz que interpreta a Sky antes de contactar con Johansson», asegura Altaman. «Nos disculpamos con Scarlett Johansson por no habernos comunicado mejor con ella», apostilla.

Después de la demo presentada la semana pasada por OpenAI, algunas voces críticas denunciaron que la voz de Sky sonaba como la fantasía masculina de una IA servil y sintiente a partes iguales. Y de hecho, no pocos investigadores han advertido de los peligros solapados a la nueva estirpe de inteligencias artificiales que imitan deliberadamente la voz humana porque algunos usuarios pueden creer falsamente que están conversando con una tecnología dueña de conciencia propia.

Se da además la circunstancia de que Altman había dicho previamente que la IA no debería ser antropomorfizada y dotada, por ende, de cualidades humanas, pues se trata de una herramienta, no de una criatura.

Johansson reclama más transparencia y regulaciones apropiadas

Scarlett Johansson, de cuya postura se hizo eco en primer lugar NPR, dice que la decisión de OpenAI de seguir adelante con la demo presentada la semana pasada la obligó a tomar acciones legales contra la compañía.

De acuerdo con la actriz de Viuda Negra, en el otoño del año pasado Altman le dijo que «sentía que si daba voz a su sistema de IA, podría contribuir a cerrar la brecha entre las empresas tecnológicas y los creativos y ayudar a los consumidores a sentirse más cómodos con el cambio sísmico propiciado por la IA». «Altman me dijo que mi voz confortaría a la gente», afirma la actriz. Sin embargo, «decliné su oferta», añade.

En Estados Unidos, el país de origen de Scarlett Johansson, las normas de «copyright» no ha madurado aún lo suficiente como para proteger efectivamente la voz de una persona de un uso potencialmente espurio por parte de la IA.

No es en todo caso la primera vez que OpenAI tiene que bregar con acusaciones de quebrantar las normas de «copyright». Escritores como George R.R. Martin, autor de la saga literaria Juego de Tronos, y medios como The New York Times y The Chicago Tribune han denunciado a OpenAI por saltarse a la torera las normas de «copyright» y utilizar su contenido para entrenar a sus modelos de IA.

Johansson aboga por la «transparencia» y la aprobación de una «legislación apropiada» para proteger adecuadamente los derechos de “copyright”.

«En un momento en el que todos somos confrontados con ‘deepfakes’ y debemos luchar por la protección de nuestro aspecto, de nuestro trabajo y de nuestra propia identidad, creo que se necesita más claridad en torno al uso de la IA», recalca Johanssson.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Squirrel Media adquiere IKI GroupAnteriorSigueinteEl buzoneo crece en España y se establece como una estrategia de marketing esencial

Contenido patrocinado