Digital

Google reconoce grabar las conversaciones que sus usuarios mantienen con el asistente de voz

Se filtran miles de conversaciones de Google Assistant que contienen información sensible

Las filtraciones de miles de grabaciones de usuarios del asistente de voz de Google han obligado a la tecnológica a reconocer que registra el 0,2% de conversaciones para mejorar la calidad de su servicio.

googleAunque la tecnología de voz ha generado gran atención por parte tanto de los usuarios como de la industria marketera, también ha generado gran preocupación por sus consecuencias para la privacidad.

De hecho, las sospechas sobre las escuchas de estos dispositivos inteligentes se han confirmado. La semana pasada, Amazon reconocía grabar las conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente de voz, Alexa, de forma permanente.

Así, aunque los usuarios tienen la opción de borrar los registros del altavoz inteligente, los sistemas de la compañía seguirán guardando esas grabaciones, según argumentan, para mejorar su inteligencia artificial.

Algo que acaba de reconocer también Google. La tecnológica ha confirmado que un grupo humano escucha el 0,2% de las conversaciones entre los usuarios y su asistente para, señalan, mejorar la calidad del sistema.

Según ha explicado David Monsees, responsable de producto de búsquedas de Google, tras la filtración de algunas de estas conversaciones en la televisión belga, estas prácticas se realizan en todo el mundo con el objetivo de conocer “las particularidades y acentos de cada idioma” aunque, destaca, solamente se toman “pequeñas partes del diálogo” que deben estar dirigidas directamente al asistente.

De esta manera, el responsable de la tecnológica señala que los audios solo se envían cuando se ha detectado que el usuario está interactuando con el asistente tras pronunciar “Hey, Google”, palabras que activan el sistema.

Sin embargo, las grabaciones de la cadena de televisión demuestran todo lo contrario. Del millar de conversaciones a las que tuvieron acceso, en torno a 153 se correspondían a conversaciones mantenidas en el ámbito familiar que el asistente grabó tras activarse al interpretar erróneamente el sonido.

De manera similar, aunque los de Mountain View afirman no registrar ninguna información sensible, tales como direcciones postales, las grabaciones filtradas ofrecían de manera clara estos datos que permitieron a la cadena belga dar con los protagonistas de las grabaciones y confirmar su identidad.

Por su parte, Google ha asegurado que tomará acciones por las filtraciones que considera una violación de sus políticas de seguridad.

Este escándalo que pone en duda las prácticas de las grandes empresas a la hora de garantizar la seguridad de los usuarios en unos dispositivos que, sin control, pueden convertirse en una verdadera amenaza para los usuarios.

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir