Digital

La restauración española tiene camino por recorrer en digitalización

¿Será la tecnología capaz de cambiar los bares españoles?

Aunque en algunos países ya hay robots que sirven mesas, los bares y restaurantes españoles aún tienen mucho camino por recorrer para ser digitales.

¿Será la tecnología capaz de cambiar los bares españoles? En España, algunas cadenas de moda o incluso los hipermercados, están incorporando las nuevas tecnologías a sus tiendas transformando la experiencia de los consumidores. Sin embargo, otro tipo de establecimientos, como son los restaurantes y los bares, aún tienen mucho camino por recorrer en digitalización.

La gran mayoría de este tipo de establecimientos en España (70%) ni si quiera cuenta con pago digitalizado, lo que puede suponer un problema para algunos clientes que no cuentan con mucho tiempo para esperar a que el camarero les traiga la cuenta.

No obstante, algunas grandes cadenas de restauración están empezando a incorporar herramientas que pueden acelerar este proceso. En este sentido, McDonald’s y Burger King han añadido en sus establecimientos paneles táctiles que permiten a sus clientes hacer su pedido sin necesidad de pasar por barra.

Este tipo de cambios son más costosos en España, debido al gran número de negocios familiares que existen en este sector. Según Juan Ignacio Díaz de Marcas de Restauración, grupo que congrega la mayoría de cadenas en España, este tipo de pequeñas empresas “no pueden hacer grandes inversiones en tecnología”.

Además, Díaz considera que “aquí el psicólogo es el bar de la esquina, la relación social es importante y por eso somos reticentes a la tecnología”. Sin embargo, Días señala que: “estamos entre la absorción y la transición, en una fase en la que asimilamos estos procesos poco a poco”.

Esta escasa experiencia digital en España dista mucho con la que tienen otros países, como es el caso de Estados Unidos, donde se pueden encontrar restaurantes con mesas digitales que permiten elegir los ingredientes que se quieran añadir a una pizza con tan solo pulsar la superficie. Tras ello, o bien un camarero o bien un robot, trae la comida la mesa.

En Reino Unido también existen robots para realizar un pedido, en este caso a domicilio. La marca Just Eat cuenta con sus propios robots para recoger los encargos y llevarlos a las casas de los consumidores. En la capital del mismo país, se puede encontrar el restaurante Vita Mojo, que ofrece un menú personalizado analizando el ADN de cada cliente.

En Australia han ido un paso más allá, ya que en vez de robots cuentan con drones para hacer pedidos a domicilio. Y tanto en China como en Japón, además de robots los consumidores pueden encontrarse con camareros que, en realidad, son hologramas.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir