líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Digital Marketing

Si internet tuviera una ideología, ¿cuál sería?

¿La red es de izquierdas, de derechas o liberal? Sacha Lobo analiza si la tecnología puede tener una ideología o es sólo un instrumento de los poderosos en spiegel.de. El sentimiento de que, al igual que a principio del siglo pasado, estamos llegando al final de una época y de que los cambios estarán influidos por ideologías. Cabe preguntarse por la ideología política de internet teniendo en cuenta la importancia que tiene en la sociedad.

A primera vista, la red está descentralizada y es participativa. Por su estructura fomenta el acceso a la información y la transparencia. Internet es difícil de censurar, las redes sociales han creado un nuevo espacio público. Además se da un amplio acceso al conocimiento y a la formación junto con la democratización de los medios de producción digital. Todo parece apuntar a una tendencia liberal de izquierdas con elementos anarquistas o al menos contra la jerarquía. Por otra parte, no está claro todavía si los estados autoritarios con grandes conocimientos técnicos podrán utilizar Internet como instrumento de control, contrarrestando el espacio público digital.

Buscando el núcleo de la ideología de la red, Lobo comenta que a red está marcada por las empresas californianas: Google, Apple y Facebook. Precisamente allí nació una visión descrita por los sociólogos Richard Barbrook y Andy Cameron en 1995 como una actitud tecno-liberal con una tendencia neoliberal, una ideología muy anclada en los productos de Apple. Comparando las figuras del fundador de Apple y del fundador de Microsoft se reconocen elementos de la ideología californiana. Bill Gates creó la fundación mejor financiada del mundo para arreglar el mundo con su dinero. Steve Jobs eliminó todos los proyectos filántropos de Apple a su regreso y decidió mejorar el mundo con sus productos.

La noción de que la red es positiva se basa en que sirve para la autodeterminación del individuo, es un símbolo de la independencia pese a las restricciones de política, infraestructura y energía. Los problemas sociales tienen una solución técnica, una idea heredera directa de la tecnocracia de Thorstein Veblen. Así por ejemplo el Partido Pirata, pone en duda directamente la política porque creen que con una tecnología en red es posible lograr soluciones mejores a las que ofrece la política. La ideología de Internet está contra la ideología. Pero la sustitución de la democracia por la democracia digital es imposible, la red es un medio y no un fin. La única dirección en la que apunta es hacia adelante y por lo tanto no exime de elegir una postura ideológica.

Sacha Lobo cree que quizás el rechazo que se está cociendo en los medios no llegue nunca y pese a la primavera digital árabe, a wikileaks al movimiento 15-M y al partido pirata y al crecimiento de las redes sociales, las decisiones seguirán tomándose en otra parte. La conclusión es que lo digital es político, pero sólo cuando le damos ese sentido.

Toyota presenta un smartphone con ruedasAnteriorSigueinteLos presupuestos de branding se van por el desagüe en medidas con mala visibilidad

Noticias recomendadas