Digital

Si las Google Glass quieren regresar antes deben resolver una larga lista de tareas

google glass cineHace poco conocíamos la noticia de que Google dejará de vender el prototipo de sus Google Glass a partir del próximo 19 de enero pero no se trata de un adiós sino más bien de un hasta luego ya que lo que busca el gigante tecnológico es perfeccionar el que se prometía como su producto estrella para poder lanzarlo de nuevo al mercado.

Google quiere hacer un gadget centrado en el consumidor en vez del producto que lanzó centrado en un nicho de mercado muy pequeño con el objetivo de testarlo y a un precio que un consumidor habitual de tecnología no estaría dispuesto a pagar. Ahora existen cuatro obstáculos que Google debería solucionar antes de volver a lanzarse en esta aventura de las gafas inteligentes.

Dos de estos problemas están directamente relacionados con la imagen. El primero de ellos hace referencia a la percepción que la gran mayoría de usuarios tiene sobre el dispositivo y la apariencia que tienen estos portando el mismo. Dos hechos que Google tiene que solucionar sobre todo porque uno hace referencia a la estética, un aspecto en el que a la tecnología aún le queda mucho por aprender y que puede ser una de las grandes barreras para la difusión del dispositivo.

Entre los que han probado las Google Glass la gran mayoría pone de manifiesto que la batería de las gafas no dura lo suficiente de acuerdo a todos los servicios que ofrece. La empresa podría optar por una solución parecida a la tomada por Apple en lo que se refiere a la duración de la batería de su Apple Watch.

El último de los grandes escollos es la utilidad. Vale, se trata de un dispositivo con múltiples características pero a un precio desorbitado que tan solo algunos early-adopters han incorporado a sus vidas. Y la gran pregunta a la que debe dar respuesta Google es ¿Qué utilidad tienen las Google Glass e nuestra vida diaria?

Los “marketeros” y los desarrolladores de aplicaciones mostraron su entusiasmo cuando se conocieron las Google Glass pero el problema es que este dispositivo no ha contado nunca con una base de usuarios lo suficientemente grande como para que les resultase rentable ponerse a trabajar con las mismas.

Basta con echar un vistazo a los resultados de búsqueda que irónicamente podemos encontrar en el propio Google cuando buscamos información sobre las Google Glass. Como ya hemos mencionado tan sólo algunos early-adopters han visto en el dispositivo de Google grandes utilidades pero muchos de ellos han reflexionado sobre el uso de las mismas y el producto del gigante de las búsquedas no ha salido muy bien parado tal y como se demuestra en esta cronología:

Marzo de 2013: El “5 Point Café”, restaurante ubicado en Seattle fue el primero de una larga lista en prohibir en sus instalaciones el uso de las Google Glass.

Enero de 2014: el experto en tecnología, Robert Scoble publicó una fotografía suya en la ducha con sus Google Glass afirmando que había cambiado de opinión en lo referente a no volver a quitárselas nunca.

Febrero 2014: una usuaria de las Google Glass fue atacada en un bar de San Francisco por los propios clientes que se negaban a ser filmados.

Marzo de 2014: Google lanzó una serie de indicaciones sobre cómo utilizar correctamente el dispositivo ante la mal imagen que este estaba consiguiendo.

Abril de 2014: rompen a una mujer en San Francisco sus Google Glass mientras pasea por la calle por no querer ser grabados.

Como ve, Google aún tiene que pulir muchas aristas sí realmente quiere volver a lanzar al mercado las Google Glass y que estas se conviertan realmente en un producto asequible, útil y con una normativa de uso y funcionamiento clara y aplicable.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir