Digital Marketing

Si las marcas quieren avanzar deben relativizar la "religión de la conexión"

OMDOMD ha presentado The Future of Spain, un estudio socio-psicológico en el que se ha analiza la transformación del consumidor así como el cambio de valores en los ciudadanos como consecuencia de la crisis. Bajo el título de "Perfilando el futuro de nuestra sociedad" se ha celebrado en el ESNE una mesa redonda en la que han participado Ignacio Castro Rey, filósofo y crítico de arte, Jorge Martínez, generador de conceptos y creación publicitaria, Lluis Domenech, arquitecto y urbanista, Ramón Freixa, chef con dos estrellas Michelin, Raúl de la Cruz. director Microsoft y Chechu Lasheras, director OMD. En esta se ha debatido sobre el futuro de nuestra sociedad así como el presente y pasado de la misma para analizar cómo hemos cambiado.

“Esta sociedad está despertando pero al cabo de bastantes años de que la cosa se pusiera mal” ha afirmado Domenech para contextualizar la situación existente en nuestro país. “Nunca jamás abandonaremos la crisis hasta que no dejemos la religión de la tecnología. Mientras no seamos capaces de desconectar y tocar el mundo real, la presencia real, esto difícilmente tiene arreglo. Las marcas deberían tener en cuenta la mutación psicológica que acompaña a la crisis económica. El público español, su carpe diem, su generosidad y su pasión por vivir tiene que pasar a otra relación con la presencia real” ha señalado Ignacio Castro.

El consumidor debe demandar más cosas

El filósofo explica que debemos “relativizar la religión de la conexión” y que no suponga un drama el hecho de no estar conectado. La pregunta clave es cómo crear un nuevo concepto de España a lo que Jorge Martínez ha respondido que hablamos de una “transición social que se encuentra en su punto álgido” y tiene que llevarnos a una nueva relación con las marcas donde estas deben mostrar “una responsabilidad social verdadera”.

“El consumidor tiene que demandar más cosas a las marcas. Las marcas tienen que escuchar más a los consumidores para que sus productos lleguen a buen puerto. Se acabó el no escuchar a los consumidores” ha dejado claro Raúl de la Cruz. “La tecnología ha sido un instrumento clave para generar actitud positiva y de consumo en la sociedad” y nos “hace reflexionar sobre el nuevo tipo de consumidor” explica Chechu Laheras.

El principal objetivo de esta mesa redonda es, con los datos y percepciones sobre el futuro de nuestra sociedad poder aportar una serie de reflexiones para que las marcas puedan enfrentarse a esta y dar respuesta al nuevo tipo de consumidor. “El consumidor se ha convertido en un super consumidor. Las marcas no pueden no pueden ponerle vendas a esa realidad que hace que el consumidor sea más exigente pero sobre todo que con el acceso a las tecnologías como se posicionan desde el punto de vista activo de la comunicación frente a estos” ha señalado Lasheras.

Alejarnos de la ideología de lo fácil

Por su parte Jorge Martínez ha declaro que es el momento de que las marcas puedan hacer ahora todo aquello que siempre han dicho querer hacer. Ramón Freixa desde el punto de vista de marca apunta a que “debe escuchar y saber qué quiere el cliente”. “Creamos los platos con independencia pero siempre conectados con la sociedad” como modelo de trabajo que tiene esa escucha al cliente como eje central. “Uso mi marca para estar conectado a esa sociedad”.

El objetivo es que cada marca no lleve una línea diferente en lo que a atender a las demandas de los consumidores se refiere. Castro Rey ha dejado claro que “debemos tomar distancias con ideología de lo fácil porque la vida humana no es fácil” señalando que esta ideología nos convierte en “esclavos” por lo que “había que pinchar esa burbuja en la que vivimos para volver a tomar contacto con la calle”.

La palabra consumidor es una palabra que habría que repensar. Consumir tiene connotaciones poco sostenibles” ya que “compartimos experiencias” apunta Domenech. Raúl de la Cruz ha señalado que se debe aumentar la inversión en estudios para saber que quieren los consumidores ya que las empresas que no lo hacen “han desaparecido o están a punto de desaparecer”. “Las marcas tienen que construir relaciones emocionales que marcarán la diferencia entre las distintas marcas” ha recalcado en esta mesa redonda Chechu Lasheras añadiendo Ramón Freixa que el consumidor “tiene derecho a saber por lo que paga y lo que recibe” ya que las “marcas no pueden defraudar” puesto que la confianza no es imaginaria “sino que las marcas se ganan lo que comunican. Las marcas son perseverancia, continuidad y saber renovarse”.

“Las marcas y las personas deben aprender a pararse” para acercarnos a la realidad ha dejado claro Ignacio Castro Rey. La conclusión de la mesa es averiguar a través de código se va a establecer ese canal de comunicación con la sociedad teniendo en cuenta ese futuro que ya está comenzando a dejarse ver en algunas partes de la misma.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Atresmedia

A3Media

Compartir