Digital

Silicon Valley: la "generación inmigrante" que convirtió EE.UU. en la cuna de la innovación

La llegada de Donald Trump al gobierno estadounidense y, sobre todo, la puesta en marcha de sus primeras medidas, ha enfurecido a medio mundo.

El decreto contra la inmigración que afecta a ciudadanos procedentes de 7 países ha provocado las reacciones a nivel global y por todos los canales.

Las denuncias a esta medida, por considerarse ilegal, inconstitucional y por ir en contra de los derechos humanos, han invadido las calles, los parlamentos, las redes sociales y los medios de comunicación.

Y, aunque uno de los objetivos de Trump es crear más empleo para los ciudadanos norteamericanos, lo cierto es que no lo tendrá fácil pues casi todas las compañías tecnológicas del país ya se han rebelado en su contra.

Aunque Donald Trump no quiera verlo, la verdad es que Silicon Valley, la cuna de las startups y la tecnología más importante a nivel mundial, ha sido creada por inmigrantes. A día de hoy, la fuerza trabajadora inmigrante llega al 20% y suponen un valor esencial para las compañías.

Así lo han expresado los numerosos directivos de las más importantes empresas que consideran el decreto un daño irreparable a la prosperidad de los negocios del Valle del Silicio.

Los datos no mienten: el 42% de la plantilla de Twitter es extranjera mientras que en Facebook ese porcentaje es de un 28,6%; para Google 28,28%, Intel cuenta con un 20,3% y Apple con un 10,4%.

Además, según un estudio de la National Foundation for American Policy el 50% de los unicornios del país, es decir, las empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólare, cuentan con, al menos, un inmigrante entre sus fundadores.

A continuación, repasamos a algunos de los "inmigrantes" cuya labor han convertido a Silicon Valley en la cuna de la tecnología mundial:

Elon Musk, CEO de Tesla, Sudáfrica

Es el claro ejemplo del sueño americano. Musk, nacido en Pretoria, de padre sudafricano y madre canadiense, tuvo como objetivo llegar a Estados Unidos para hacer realidad.

Tras mudarse a Canadá, después del divorcio de sus padres, Musk  consiguió una beca en una universidad estadounidense. A partir de entonces, su carrera solo ha ido en ascenso hasta convertirse en el CEO de una de las compañías automovilísticas más importantes de Estados Unidos y un referente en innovación.

Sundar Pichai, CEO de Google, India

Es uno de los profesionales tecnológicos más valorados y respetados en todo el mundo. Pichai, de procedencia india, llegó a Estados Unidos para estudiar y trabajar en una de las compañías más prósperas del territorio americano.

No ha dudado en defender sus orígenes, a sus trabajadores y a su empresa a través tanto de su cuenta de Twitter como apoyando a los inmigrantes a través de la creación de un fondo de 4 millones de euros destinados s diversas organizaciones de ayuda a las personas afectadas por las nuevas medidas.

Los propios trabajadores de la compañía se han manifestado a las puertas de su sede, dando una lección al recién estrenado presidente.

Satya Nadella, CEO de Microsoft, India

A través de un comunicado en LinkedIn, la compañía ha alzado la voz para defender "la importancia de proteger a los refugiados legítimos y respetuosos con la ley, cuyas vidas pueden estar en juego en los procedimientos de inmigración”.

Sergey Brin, presidente de Alphabet, Rusia

Nacido en Rusia llegó a Estados Unidos con su familia escapando de la miseria como refugiado y a día de hoy es presidente de la matriz de Google, Alphabet. De hecho, se ha podido ver recientemente a Brin acudir a un aeropuerto estadounidense a apoyar las protestas de cientos de personas.

Apple

El propio fundador de la compañía tecnológica más puntera, Steve Jobs, era hijo de un inmigrante sirio por lo que, la compañía de la manzana también cuenta con orígenes que no son americanos.

"Apple no podría existir sin la inmigración por no decir florecer e innovar tal como lo estamos haciendo ahora", aseguraba Tim Cook en una carta dirigida a sus empleados con respecto a las decisiones de Trump.

Aunque hay otras muchas empresas que sí son estadounidenses de nacimiento, su éxito se debe al trabajo conjunto de una buena parte de talento extranjero y por ello, sus CEOs ya se han manifestado en contra de los vetos del presidente.

Twitter

Cuenta con una de las tasas más altas de trabajadores extranjeros. Tanto la compañía a través de su perfil en la red social, como su CEO, Jack Dorsey han defendido la necesidad y el valor del trabajo de los extranjeros.

Facebook


Mark Zuckerberg, a pesar de su nacionalidad estadounidense, ha querido lanzar un mensaje en su cuenta personal de Facebook demostrando que Estados Unidos es un país construido por extranjeros, "una nación de inmigrantes" llegados de los más diversos lugares del mundo.

Así, el fundador de Facebook, ha defendido sus raíces alemanas, austriacas y polacas así como las de su mujer Priscilla, con procedencia china y vietnamita y apostando por atraer el mejor talento de todo el mundo.

Netflix

Su CEO, Reed Hastings, también se ha posicionado en defensa de los intereses comunes del pueblo americano criticando duramente las medidas de Trump y llamando a la unidad nacional.

"Las acciones de Trump están perjudicando de forma directa a los empleados de Netflix en todo el mundo y son tan antiestadounidenses que duelen. Es el momento de unir nuestros esfuerzos para proteger los valores estadounidenses de libertad y oportunidad".

Lyft


Ha anunciado que donará un millón de dólares durante los próximos cuatro años a la American Civil Liberties Union (ACLU).

Uber


Prometió compensar a aquellos conductores que se hubieran visto afectados por la medida y su CEO, Travis Kalanick, que por cierto pasará a formar parte del consejo de asesores de Trump, ha donado tres millones destinados a la defensa de los trabajadores que hayan sufrido problemas.

"Estamos trabajando para identificar a estos socios-conductores y compensarlos pro bono durante los siguientes tres meses para ayudar a mitigar un poco el estrés financiero y las dificultades que esto genera para soportar a sus familias económicamente. Tendremos más detalles al respecto en los siguientes días", aseguraba Kalanick en un comunicado interno a sus empleados.

Airbnb


Brian Chesky, CEO de Airbnb, ha sido uno de los más implicados en los sucesos garantizando alojamiento gratuito a todos aquellos afectados por las medidas que no puedan acceder al país y ofreciéndose personalmente para ayudar en caso de urgencia.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir