líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Son los operadores de telecomunicaciones los nuevos

Digital Marketingad blockers

¿Son los operadores de telecomunicaciones los nuevos "ad blockers"?

ad blockersLos operadoras de telecomunicaciones (algunas al menos) parecen dispuestas a robarles el «traje» a los «ad blockers». Es el caso de Deutsche Telekom, que le está dando vueltas a la posibilidad de bloquear la a menudo «irritante» publicidad online en sus redes.

Deutsche Telekom seguiría así los pasos de la operadora jamaicana de telefonía móvil Digicel, que con la ayuda de la controvertida startup Shine, está dispuesta a librar de los anuncios a sus clientes.

Según The Wall Street Journal, Deutsche Telekom estaría sopesando la introducción de un sistema similar al anunciado en su día por Digicel.

Preguntada por su supuesta metamorfosis en “ad blocker”, Deutsche Telekom dice estar muy pendiente de todas las tendencias y desarrollos que atañen directamente a su sector. Sin embargo, afirma no haber establecido contacto con Shine y señala que no tiene planes definitivos para «tapar la boca» a la publicidad online en sus redes.

Digicel ya anunció en su día que comenzaría a filtrar la publicidad online en el Caribe y en el Sur del Pacífico. La empresa cuenta con alrededor de 14 millones de clientes repartidos en aproximadamente 30 países diferentes.

Con su controvertida medida, Denis O’Brien, presidente de Digicel, quiere tomar parte en los ingresos publicitarios de los proveedores de servicios online. Si estos se niegan a entregar parte de sus ingresos publicitarios a Digicel, la operadora de telefonía móvil procederá a bloquear sus anuncios. Así de simple (y de crudo).

Empresas como Google, Yahoo! y Facebook se benefician enormemente con sus servicios online de las inversiones de los operadores de telecomunicaciones, subraya O’Brien.

Similares a los de O’Brien son también los argumentos de Tim Höttges CEO de Deutsche Telekom. A juicio de Höttges los operadores de telecomunicaciones y los proveedores de servicios online ofrecen prestaciones muy similares. Sin embargo, están regulados de manera distinta y las regulaciones afectan más negativamente a los primeros que a los segundos.

 

Un ex empleado de Google compra el dominio Google.com a precio de ganga: 12 dólaresAnteriorSigueinteGoogle debuta en la bolsa como Alphabet

Noticias recomendadas