Digital

Sus "bochornosas" búsquedas online sobre problemas de salud son una mina de oro para los anunciantes

saludInternet se ha convertido en nuestro “médico” por excelencia. No hay persona que no haya recurrido a la red al menor síntoma de malestar con el objetivo de obtener una respuesta al mal que le aqueja. Sobre todo los hipocondríacos que. al menor dolor, navegan en internet consiguiendo aumentar así su preocupación puesto que en muchos casos los “diagnósticos” que encontramos suelen ser alarmistas y poco acertados.

Pero ¡ojo! sí pensaba que sus búsquedas sobre problemas de salud quedaban entre usted y su buscador, se equivoca. Un estudio realizado por Timothy Libert, estudiante de la Universidad de Pennsylvania ha determinado que el 91% de las páginas web relacionadas con la salud revela información potencialmente sensible a terceros.

Para llegar a esta conclusión ha analizado los 50 mejores resultados de búsqueda sobre 1.986 enfermedades comunes a través de unas 80.000 páginas web. Su investigación revela que el 91% de estas páginas comparten nuestros datos con terceros como redes sociales o anunciantes incluyendo la dirección IP del usuario. Esto quiere decir que hasta el 70% de estas páginas ofrecieron información específica sobre nuestras búsquedas relacionadas con tratamientos y enfermedades a empresas de terceros.

En total, el 78% de las páginas web relacionadas con la salud ha enviado información sobre usted a Google mientras que el 31% hace lo propio con Facebook. Incluso Experian, oficina de crédito, recibe información de este tipo del 5% de las web de salud.

Libert muestra dos grandes preocupaciones sobre estas prácticas. La primera es que los terceros podrían utilizar estos datos de mala forma lo que ha denominado como “identificación personal”. En su estudio señala que una empresa de seguros ha sido detenida vendiendo listas sobre pacientes con VIH o víctimas de violencia doméstica.

El segundo problema que encuentra es que los anunciantes podrían orientar sus anuncios en base a nuestras búsquedas relacionadas con la salud lo que aunque muchos ven como una práctica inocua, otros señalan que se trata de una clara forma de discriminación.

Desde el punto de vista legislativo, estas prácticas son legales ya que la Ley HIPAA sólo protege la privacidad de los datos médicos dentro del sistema de servicios de salud. Libert solicita que los legisladores refuercen la protección de los usuarios en este aspecto aunque señala que la mejor opción es instalar en nuestro navegador un bloqueador de anuncios.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir