líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La IA, la biotecnología y los ecosistemas conectados darán lugar a un superciclo tecnológico

SXSW: Estamos a las puertas de un superciclo tecnológico (y la ubicua IA es solo uno de sus tres vértices)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En el superciclo tecnológico que se avecina están involucradas tres tecnologías de manera simultánea: la IA, la biotecnología y los ecosistemas conectados.

Un nuevo y potente superciclo tecnológico se cierne en el horizonte y ese superciclo nacerá de la intersección de la inteligencia artificial (IA), los ecosistemas conectados y la biotecnología. Así lo profetizó Amy Webb, CEO y fundadora de Future Today Institute (FTI), durante su intervención en la conferencia SXSW que se celebra desde el pasado viernes en Austin (Texas). «Estamos en un momento que no puede ser definido única y exclusivamente por las tendencias. Hay que mirar más allá», aseveró Webb.

De acuerdo con Webb, que presentó en SXSW las conclusiones del informe «Emerging Tech Trend Report» de FTI, un superciclo tecnológico como el que se avecina es una ola de innovación tan poderosa y de dimensiones tan colosales que promete cambiar por completo todos y cada uno de los recovecos de nuestra existencia, desde «las cadenas de suministro a la cotidianeidad del día a día, pasando por la política global y las interacciones sociales».

«El último superciclo tecnológico con el que fue confrontada la humanidad tuvo lugar durante la revolución industrial. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurrió en la revolución industrial, en el superciclo tecnológico que se avecina están involucradas tres tecnologías de manera simultánea», apuntó Webb. Y esas tres tecnologías son la IA, la biotecnología y los ecosistemas conectados (aquellos que propician la unión de personas, mascotas y objetos).

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

En el superciclo tecnológico que está por venir confluirá toda una plétora de tecnologías, desde la realidad aumentada, la realidad virtual y la realidad mixta a los vehículos autónomos pasando por los satélites en órbita. Al fin y al cabo, aseveró Webb, dispositivos como las Apple Vision Pro y los dispositivos Quest de Meta disfrutan de cada vez más popularidad. «Estamos a las puertas de una feroz disputa por el rostro de las personas, que es donde hallan acomodo este tipo de dispositivos», señaló la CEO y fundadora de Future Today Institute (FTI).

La computación espacial alojada en las entrañas de la Apple Vision Pro es capaz de crear escenarios complejos que conectan la vida real con la vida digital de las personas y la mala noticia es que ello puede exacerbar potencialmente las diferencias sociales. No en vano, dispositivos como las Apple Vision Pro pueden dar lugar a los denominados «cupones de atención» o descuentos que están a merced de aquello en lo que el usuario posa su mirada. En un entorno donde el mundo físico y el mundo digital tenderán a amalgamarse la personalización de los precios podría alterar de manera irremediable las estanterías de los supermercados y forzar a las personas con menos recursos económicos a invertir allí más tiempo interactuando con la publicidad para reducir el coste global de sus compras.

El superciclo tecnológico que se avecina traerá consigo ganadores y perdedores

Este tipo de escenarios son posibles porque la denominada computación espacial compila datos del usuario durante todo el día. «Y es asimismo una potente interfaz para la vida cotidiana que constituye un cambio fundamental en la manera en que utilizamos la tecnología», señaló Webb. «Para los líderes empresariales, los inversores y los políticos es absolutamente vital comprender adecuadamente el superciclo tecnológico que está por venir», recalcó.

«Las ramificaciones del cambio son tan claras como innegables. Y a medida que este superciclo tecnológico cobre forma, habrá ganadores y perdedores, aquellos que tomen las riendas del cambio y aquellos que, por el contrario, sean engullidos por el cambio«, advirtió Webb.

En la forja del nuevo superciclo tecnológico que está desplegando actualmente las alas tendrá asimismo un rol protagonista un nuevo tipo de inteligencia artificial: la IA organoide. Esta tecnología de nueva hornada utiliza células vidas como soporte computacional. La base en la que echa anclas la denominada IA organoide nos transporta a bote pronto a un futuro muy lejano, pero lo cierto es que este tipo de tecnología se está utilizando ya hoy en día y su porvenir es sumamente prometedor.

Según la CEO y fundadora de FMI, las células vivas son capaces de establecer más conexiones que los chips y el silicio. «Hace unas semanas se anunció, de hecho, un sistema de biocomputación elaborado a partir de las células vivas de un cerebro humano que aprendió a reconocer la voz de 240 voces diferentes utilizando clips de audio y otra tecnología de IA», explicó Webb.

Ante semejante avalancha de novedades el reto al que se enfrenta hoy por hoy la humanidad es no caer en la trampa de que los cambios sean liderados por unos pocos «mesías tecnológicos», aquellos que se disponen a salvar el mundo con la tecnología de las empresas que casualmente lideran. «El tecnooptimismo que con tantísimo ahínco predican los mesías tecnológicos no va a salvarnos. No necesitamos que nos salve un mesías tecnológico. Lo que de verdad necesitamos es un mejor plan de futuro», recalcó Webb.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Carrefour lanza en España "carros sorpresas" con productos por el precio cinco veces menor al originalAnteriorSigueinteNavegando el fenómeno de los deepfakes en la publicidad en línea

Contenido patrocinado