Digital

Todas las claves para ser (o no ser) una digital love brand del siglo XXI

marina-spechtLa segunda jornada de keynotes del Inspirational 2016 ha llegado a su fin poniendo el foco en la transformación digital de las empresas y lo hacemos de la mano de Marina Specht, CEO de MRM/McCann. Un proceso para el que es necesaria la co-creación entre todos los actores del sector bajo la bandera de la tecnología.

Ha ejemplificado su exposición con esta campaña en la que se apuesta por la realidad virtual en base a la co-creación entre agencia, productora y tecnología. El camino que nos lleva hacia el futuro.

"Sólo el 19% de las compañías en España ha comenzado un proceso de transformación digital. El 25% que aún no lo ha hecho culpa a la falta de recursos y el 22% explica que no ve claros os retornos".

"Hay que captar el talento. Sin millennials no hay transformación digital", ha destacado. No se trata únicamente de atraer el talento de los millennials sino que hay que ser capaces de retenerlos creando un entorno favorable. Recordemos que en 2025 el 75% de las plantillas serán millennials.

Es necesario diseñar una estrategia de negocio customer centric antes de una estrategia de marketing digital. "El consumidor es el verdadero origen del proceso de transformación digital lo que implica romper silos y mover territorios de poder por lo que aún hay muchas reticencias. Hasta que no lo hagamos nunca tendremos el consumidor en el centro porque no habrá flujo de datos horizontales".

Uno de los principales problemas de las empresas es su visión a corto plazo. Hay que contar con una visión más a largo plazo con la vista puesta en aumentar la inversión en data (en 2020 habrá 40 zettabytes de datos en el mundo) así como en IT.

"La única forma de sobrevivir es poner el foco en el conocimiento del consumidor", para lo que es vital comprender el data. "La realidad virtual está muy bien pero tenemos que trabajar básicos como el móvil. Ofrecer una experiencia fluida y coherente", ha señalado Specht. He aquí un gran ejemplo de estos planteamientos:

La clave del éxito en la transformación es aceptar que vivimos en un "cambio permanente". "Las marcas del siglo XXI son aquellas que son conscientes de que tienen que actualizar su propuesta de valor cada dos años".

"Hablar de transformación digital de marcas es hacerlo de e-commerce y omnicanalidad. Hay que mejorar la experiencia puesto que es la verdadera oportunidad del comercio electrónico", ha argumentado. Dos conceptos absolutamente ligados.

"Cuando hablamos de transformación digital, nos pasamos el 80% del tiempo hablando de tecnología", ha comentado con cierto tono de hartazgo. "La discusión no es la realidad virtual, impresión 3D o los bots, La clave es que tenemos que cambiar el foco de la conversación y reflexión de la tecnología a las personas".

"Estoy más transformado digitalmente como marca si establezco cómo me he ganado el derecho de estar en la vida de los consumidores y no por contar con impresión 3D. Luego se utiliza la tecnología para desarrollarlo y cerrar fisuras entre los distintos canales. Estoy harta de ver casos de tecnología que no guardan relación con la propuesta de valor de la marca", ha resumido.

He aquí un perfecto ejemplo:

"Si la tecnología no refuerza la conexión emocional con la marca, no sirve de nada. Al final, el objetivo de la transformación digital es convertirse en una digital love brand del siglo XXI", ha concluido poniendo como ejemplo a IKEA y su apuesta por ofrecer un valor diferencial a la vida de las personas hasta en sectores en los que no son líderes, como demuestra esta campaña:

A continuación puede ver el vídeo de la ponencia:

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir