Digital

El "toma y daca" entre Bruselas y Google tendrá punto y final en 2017

Hace ya muchos años, concretamente siete, que Europa abrió la lucha contra algunas de las tecnológicas más grandes y poderosas del mundo.

A lo largo de este tiempo hemos visto numerosos registros en las sedes europeas de gigantes como Google y sanciones a Microsoft o Apple por su excesivo control del mercado y por irregularidades fiscales.

Esta posición dominante, no deja espacio, según la Comisión Europea, para la competencia de compañías europeas y tras la denuncia, en el año 2009, de 29 empresas, asociaciones de consumidores de todo el continente y medios de comunicación, Bruselas comenzó a aplicar mano dura en esta encarnizada lucha.

Pero los castigos a los imperios tecnológicos se aceleraron con la llegada de Margrethe Vestager a la comisaría de competencia quien prefirió optar por pasar a la acción tras el fracaso de las negociaciones de su predecesor Joaquín Almunia para establecer mejores y más respetuosas prácticas.

Así, 2017 se prevé turbulento sobre todo, después de que las tecnológicas acusaran a las autoridades europeas de complot asegurando que el origen del problema no es otro que el atraso tecnológico europeo que impide competir con los norteamericanos.

Todo ello ha dado lugar a un excesivo control de los gigantes de Silicon Valley y el incremento del proteccionismo de los organismos europeos tensando todavía más las relaciones.

Ahora, habrá que esperar para saber cómo se resuelve el asunto y, sobre todo, para conocer las consecuencias de un enfrentamiento que encabeza uno de los países más estrictos con el mundo tecnológico, Alemania.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir