Digital

El análisis de datos es un factor imprescindible para muchas empresas

Toma las decisiones correctas analizando tus datos

El mejor consejo que te pueden dar para sobrevivir y crecer empresarialmente en este nuevo mundo en el que los clientes cada vez generan más y más información es que tomes las decisiones correctas, algo que, puedes hacer al azar y confiando en la suerte, o yendo sobre seguro y analizando tus datos.

La utilidad del análisis de los datos

Ya tengas una pyme o un negocio B2B, sólo podrás aumentar la rentabilidad de tu negocio evitando tomar malas decisiones. Porque el análisis de los datos (y todas las disciplinas surgidas al albur de este auge de los datos como el Big Data, Data Science o Data Analytics) facilita la comprensión de grandes realidades y, por tanto, ayuda a tomar las mejores decisiones para tu negocio. Esas que, antes de ser aplicadas, ya se sabe que van a tener un alto índice de eficacia porque se basan en predicciones empíricas y casi 100% seguras.

Es por eso por lo que se está convirtiendo en un factor imprescindible para muchas empresas y, fundamentalmente, para muchos de sus directivos que, ahora, además de formación, conocimientos y algo de intuición, tienen otra herramienta más en la que basar sus decisiones, algunas de las cuales, pueden afectar a miles de personas o equivaler a unos cuantos de miles de millones de euros o dólares.

La cuestión, pues, no es baladí. Pongamos como ejemplo un banco, donde cualquier decisión estructural afecta a millones de personas y supone ganancias o pérdidas en términos económicos. Gracias al análisis de los datos de sus clientes, se puede predecir, por ejemplo, cuáles de los que tienen una hipoteca van a dejar de pagar sus cuotas mensuales en los seis próximos meses. Esta información, por sí misma, no tiene un gran valor más allá de la advertencia, pero, en cambio, sí que ayudará al banco a realizar acciones de forma proactiva para ofrecer a esos clientes distintas alternativas para no incurrir en impagos.

Esto sería un ejemplo básico de las posibilidades del Data Analytics, pero vayamos más allá. Si sabemos todos los movimientos que hacen nuestros clientes con su tarjeta de crédito, en qué establecimientos compra y a qué hora, y qué gastos son los que afronta habitualmente pagando sin efectivo, ¿por qué no alcanzar acuerdos y alianzas con terceros para ofrecer descuentos o ventajas cada vez que se utilice la tarjeta en esa compra?

Lo mismo se podría aplicar al sector de las aseguradoras, últimamente más enfocados al B2B (fundamentalmente, a agentes y corredores) que al B2C (cliente final). El análisis de los datos de sus clientes y de su público potencial puede facilitar decisiones tan vitales como el precio de un servicio, pero también, y cada vez ocurre esto con más asiduidad, qué tipo de póliza o nuevo producto necesitan sus clientes y la compañía no se lo está ofreciendo.

Del dato al valor

El poder del análisis de los datos reside, consecuentemente, en la capacidad que nos da para convertir meras cifras en información de valor para las empresas. Este proceso, no obstante, es complejo y requiere de expertos en la materia para saber extraer las conclusiones adecuadas de los datos.

Sobre todo, si tenemos en cuenta que tanto las personas como los objetos que usamos en nuestro día a día (desde el móvil hasta el reloj, pasando por el ordenador) ofrecen mucha más información de nosotros de la que pudiéramos imaginar.

De hecho, se calcula que de aquí a 2020, el volumen de datos que generará el planeta será de 40 zettabytes (1 zettabyte equivale a un trillón de gigas), lo que supondrá millones de oportunidades para tomar las decisiones oportunas (o no). Tú eliges.

Nota de prensa

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir