Digital

Así es el nuevo ad blocker de Google Chrome

Lo que trae bajo el brazo el nuevo (y algo "blandengue") ad blocker de Google Chrome

chromeDe "blandito" (por permisivo). Así podríamos calificar el ad blocker que Google está a punto de introducir en su topoderoso navegador Chrome. A fin de que el usuario no se sienta tentado de descargar ningún ad blocker (de los que no se andan con demasiados miramientos a la hora de cortar el paso a la publicidad online), Google quiere que su navegador sea el encargado de “estrangular” automáticamente a los anuncios más intrusivos.

El nuevo ad blocker de Chrome comenzará a entrar en funcionamiento mañana jueves y encargará, por ejemplo, de parar los pies a los vídeos publicitarios que se reproducen automáticamente (y con sonido) en los dispositivos móviles.

La nueva funcionalidad que Google introducirá mañana en su famoso buscador pondrá el ojo y la bala (para erradicarlos) en doce formatos publicitarios distintos, aquellos más odiados, con toda la razón del mundo, por el internauta y entre los cuales están, como no podía ser de otra manera, los fastidiosos pop-ups.

Con una cuota de mercado de aproximadamente el 56%, Chrome se jacta de ser el navegador más utilizado en todo el mundo.

Google es líder indiscutible en el mercado de la publicidad online, donde ha construido clic a clic un colosal imperio. Y por eso la industria publicitaria observa con sumo interés todas las iniciativas salidas de quien marca de alguna manera el compás en este mercado.

“A corto plazo el ad blocker no nos beneficiará”, confiesa el ejecutivo de Google Michael Todd. Con su singular iniciativa la compañía de Mountain View pretende que los usuarios de Chrome vean menos publicidad intrusiva en el navegador y que no caigan así en la tentación de descargar un ad blocker tradicional (y mucho más estricto bloqueando anuncios).

Al fin y al cabo, los ad blockers que disparan indiscriminadamente sus balas (mortales) contra toda la publicidad online constituyen un problema de gravísima magnitud para el emporio publicitario de Google.

El nuevo ad blocker de Chrome estará activado por defecto en el navegador. De todos modos, a la hora de sitiar la publicidad en Chrome, Google no será única y exclusivamente Google quien tenga la última palabra. La compañía seguirá las directrices de la denominada “Coalition for Better Ads” a la hora de bloquear anuncios en su navegador. Detrás de esta coalición están, junto a Google, pesos pesados de la industria digital y periodística como Microsoft, The Washington Post y la editorial Axel Springer.

En comparación con otros programas para bloquear publicidad online el ad blocker de Google es bastante más permeable (y por consiguiente condescendiente). El programa será efectivo sólo en aquellas webs oriundas de Norteamérica y Europa y también en aquellas páginas que sean visitadas principalmente desde algún país de estas dos regiones.

Por otra parte, la publicidad que no forme parte de la “lista negra” de "Coalition for Better Ads" (integrada por doce formatos publicitarios diferentes) seguirá campando a sus anchas en el navegador de Google.

Cuando con el ad blocker de Chrome ya operativo el usuario acceda a webs grandes y reputadas, no apreciará probablemente diferencia alguna. No son pocos los publishers que se han tomado la molestia de familiarizarse con los estándares de “Coalitions Better Ads” para no tener que pasar después (de manera mucho más dolorosa) por la guillotina del nuevo bloqueador de publicidad de Google.

Para aquellos editores cuya publicidad no se ajuste los estándares de calidad de la “Coaliton for Better Ads”, esta alianza ha desarrollado un sistema punitivo. Si en un plazo de 30 días (tras la notificación correspondiente), las webs afectadas no erradican la publicidad de carácter intrusivo, el ad blocker de Chrome se “vengará” eliminando todos los anuncios de sus páginas (también aquellos que llevan la firma de Google).

“Coalition for Better Ads” ha puesto a disposición de los publishers una herramienta online (Ad Experience Report) para saber si su publicidad acata o no los estándares de la coalición.

Los usuarios de Chrome tendrán, por su parte, la posibilidad de desactivar el ad blocker de Google para determinadas páginas web o para la Word Wide Web en su conjunto de manera manual.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir