Digital

Las triquiñuelas de Uber para dar gato por liebre a la policía, al descubierto

Las triquiñuelas de Uber para dar gato por liebre a la policía, al descubiertoUber no gana para sustos en las últimas semanas. Si hace unos días la app de transporte se convertía en la “comidilla” (en el mal sentido) por la denuncia por abusos sexuales de una ex empleada y poco después su CEO, Travis Kalanick, era pillado “in fraganti” discutiendo a gritos con un conductor, Uber vuelve a copar titulares teñidos, una vez más, de controversia.

Tras un polémico artículo publicado el pasado viernes por The New York Times, en el que el diario neyorkino destapaba las agresivas tácticas de la célebre app de transporte, Uber ha admitido (con matices) que utilizó un dispositivo secreto para que sus chóferes pudieran burlar a la policía en los países donde la aplicación está vetada.

De acuerdo con The New York Times, la empresa liderada por Travis Kalanick se valió de un programa de espionaje informático llamado Greyball que permite compilar información del cliente y negarle el servicio si descubre que éste usa la app de forma inadecuada.

Valiéndose de este sistema, Uber se las habría ingeniado para detectar a agentes de policía decididos a multar a los conductores de la empresa de transporte en aquellos lugares donde sus servicios están prohibidos o sometidos a la estrecha vigilancia de las autoridades locales.

Según The New York Times, que cita como fuentes a empleados y ex empleados de la compañía de Kalanick, Greyball formaba parte de un programa bautizado con el nombre de VTOS (violación de términos de servicio) que Uber pergeñó en su día para detectar a supuestos clientes que utilizaban la app de manera inapropiada.

El programa comenzó a utilizarse en el año 2014 y a día de hoy seguiría en uso, fundamentalmente fuera de Estados Unidos, con el visto bueno de los servicios jurídicos de Uber.

Aunque en un principio Greyball era una herramienta concebida sobre todo y ante todo para eludir a rivales y a clientes peligrosos de Uber, la famosa app acabó utilizándola para esquivar a la policía en aquellos lugares en los que operaba de manera irregular.

Entre los lugares en los que Uber emplea este método destacan ciudades como París, Boston y Las Vegas y países como Italia, Australia, China y Corea del Sur.

En vista de las explosivas revelaciones recogidas por The New York Times, Uber se ha visto obligado a salir a la palestra y en un comunicado ha admitido, con ciertos matices, el uso de Greyball.

La compañía californiana reconoce que utilizó este programa, pero sólo en ciudades donde sus servicios no estaban vetados y estrictamente por motivos de seguridad, para evitar a personas malintencionadas que utilizaban la app no para hacer reservas reales sino para molestar.

“El programa busca evitar a los usuarios fraudulentos que violan los términos del servicio, que son gente que quiere agredir a los chóferes, alterar nuestras operaciones o competidores que se alían con las autoridades en operaciones secretas para atrapar a nuestros conductores”, asegura un portavoz de Uber en declaraciones a la agencia AFP.

Este portavoz recalca que el sistema Greyball se empleó especialmente en aquellas ciudades donde los chóferes temían por su seguridad y sólo “en ocasiones” para evitar a la policía.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir