Digital

Triunfar en YouTube es más fácil de lo que piensa si utiliza esta "regla"

exitoHace unos años asistimos al auge del vídeo online. Todo el mundo quería hacer vídeos pero lo cierto es que en este 2014 que estamos a punto de despedir se ha perdido gran parte de esa emoción que rodeaba a los vídeos online donde YouTube es el gran protagonista.

YouTube se ha convertido en una pieza importante de las ganancias de Google y lo cierto es que cada vez son más los que quieren encontrar la fórmula secreta para convertirse en estrellas de YouTube. Pero no existe ninguna fórmula secreta y cada vez hay más competencia.

Llegados a este momento podemos hablar de la “regla Smosh” que recibe su nombre por el caso de dos chicos que han conseguido convertirse en estrellas de YouTube con sus vídeos. Estos comenzaron publicando vídeos bastante absurdos pero lo cierto es que con el paso del tiempo han ido sumando seguidores gracias a que, a pesar del bajo nivel de los contenidos que ofrecen, han decidido apostar por hechos triviales a los que dedican tiempo en clave de humor. Finalmente estos acabaron por invertir dinero para la realización de sus vídeos e incluso contratando personas. ¿Quién haría eso hoy en día?

Ahora todos los que sueñan con convertirse en estrellas en la red buscan el éxito instantáneo y la ansiada viralidad. Aunque siguen existiendo algunos casos que podemos enmarcar dentro de la “regla Smosh”. Basta con ser un poco mejor que el resto y conseguir llamar así la atención. Ser un poco mejor significa tener una serie de objetivos previos que cumplir y por supuesto, una pequeña inversión inicial con los que poder desarrollarlos ya que existe un gran mercado para los contenidos interesantes de creadores interesantes.

Esta es una idea que parece que está bastante clara pero lo cierto es que no se está viendo que surjan esas pequeñas empresas y algunas de las razones por las que esto sucede podrían ser:

-Los inversores no quieren invertir pequeñas cantidades de dinero en algo que puede que sólo sea temporal.

-Las plataformas como YouTube y los anunciantes quieren una audiencia consolidada.

-Existe falta de experiencia.

Esto nos deja un vacío en el mercado que no está ocupando nadie no porque no quieran sino por la ineficiencia. Los nuevos operadores gastan su dinero al nivel de Hollywood para destacar sus contenidos y los nuevos actores del medio comienzan a pensar que el vídeo online es tan sólo un poco mejor que lo que podemos encontrar en YouTube y sólo un poco peor que lo que vemos en TV. Este es un camino muy peligroso.

Por eso aunque no se espera una explosión de nuevos contenidos como la que vivimos entre 2006 y 2011 debería producirse un aumento en la diversidad de los contenidos reduciéndose la homogeneidad de los mismos pensando en la audiencia, buscando ese hueco en el que poder posicionarnos, encontrar a personas que compartan nuestro entusiasmo y, sobre todo, buscar la manera de ser un poco mejor que el resto

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir