Digital

El último movimiento de Google despeja las dudas (si es que alguien aún las tenía): el Google Car será una realidad

google car cocheEl lunes de esta semana Google anunció que había contratado a John Krafcik, un alto ejecutivo que acumula décadas de experiencia en la industria de la automoción, para ponerse al frente de su propio proyecto de coches autónomos.

Krafick es el fichaje más importante que a día de hoy ha realizado Google en el terreno de los vehículos sin conductor, así como el signo más evidente de los esfuerzos que está haciendo la compañía por crear un coche que funcione sin humanos.

En la misma línea, Apple contrató recientemente a Doug Betts, que provenía de Chrysler, un movimiento que fue interpretado por muchos como una indicación clara de que los de Cupertino iban en serio con su denominado “Proyecto Titán” y que el Apple Car estaba en el horizonte.

Pero a diferencia de Betts, que aunque es respetado en la industria protagonizó una polémica salida de Chrysler, Krafcik trae habilidades a Google que cualquiera que quiera construir el coche del futuro querría tener, ya que durante toda su carrera ha estado en constante búsqueda del coche del futuro, muchos antes de que Google y Apple entraran en el juego.

Tras pasar por General Motors y Ford, John Krafcik estuvo en Hyundai en un momento en el que la empresa estaba renovando su imagen en Estados Unidos y más tarde, fue presidente de TrueCar, un sitio web que ofrece consejos a los consumidores la hora de comprar un coche.

Krafcik es un exponente de un modelo de producción conocido como “lean manufacturing”, que se basa en evitar que se acumulen inventarios de componentes en las instalaciones de montaje para construir coches y en su lugar optimizar la cadena de suministro para que los vehículos se fabriquen “justo a tiempo”, de manera más eficiente y rentable, con una producción impulsada por la demanda.

Conoció este sistema en su primer trabajo en la industria, en una planta conjunta que establecieron GM y Toyota. Desde entonces, este tipo de producción se ha convertido en la técnica moderna dominante en la fabricación de automóviles, y Krafcik mejoró su credibilidad con este nuevo enfoque radical al pasar unos años en el MIT estudiando junto a James Womak, un académico estrechamente identificado con este proceso de fabricación que puso en marcha el Lean Enterprise Institute.

Después de su tiempo en Ford, Krafcik llevó su experiencia a Hyundai, donde renovó la presencia de la marca en Estados Unidos y colocó en una posición en la que estaba compitiendo con sus rivales japoneses y con los tres grandes de Detroit (General Motors, Ford y Chrysler).

No hay duda que este chico puede construir y vender coches. Ha estado más de 30 años haciéndolo, así que no se puede negar el hecho de que al poner a Krafcik a cargo del Google Car y reasignar a Chris Umson, que hasta ahora estaba al frente, en un puesto más técnico, Google está listo para llevar al “Google Auto” al siguiente nivel.

Google ya es una empresa de coches. Cuando trasladó su coche sin conductor de la fase de prototipo a la etapa de producción, se convirtió en una empresa que estaba montando vehículos (incluso aunque subcontrate parte de las tareas).

Así que ¿significa que Google va a construir y vender coches? Al ser preguntado por ello, Womak dijo que no tenía ni idea, pero cuestionó si la industria de la automoción se basaba realmente en los coches, y añadió que Krafcik es especialmente bueno en “la fusión mental de los ecosistemas”, que en el caso del Google Car podría incluir todo, desde los vehículos a la infraestructura o los seguros. “Este es el hombre para el puesto”, dijo Womak.

Por ahora, la atención se centra en la conducción autónoma. “Les gustaría conseguir primero una mejor autonomía”, dijo Womak sobre los esfuerzos de Google. Pero el futuro del transporte podría implicar mucho más que eso. Pero por el momento, Google se ha comprometido a un desarrollo mucho más robusto del Google Car y ha enviado una fuerte señal tanto a la industria de la automoción tradicional como a sus rivales de Silicon Valley de que el proyecto ha ido mucho más allá y que ya no es un mero proyecto de ciencias.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir