Digital

El racismo llega incluso a los robots

Un estudio muestra que el racismo extiende sus tóxicas garras hasta los robots

Un estudio demuestra que los robots también se ven afectados por el racismo, siendo discriminados los robots de colores oscuros.

racismoPor desgracia, el racismo siempre ha estado presente en la humanidad. Y, dado que son los humanos los que fabrican los robots, es lógico que haya llegado hasta ellos. Un estudio demuestra que las personas suelen asignar a los robots antropomorfos una categoría racial según su color. Además, están más dispuestos a disparar a los robots negros.

Los investigadores recolectaron fotografías de personas de diferentes razas y de Nao, un robot humanoide cuyo color cambiaba, adoptando tonos similares a los de la piel. Los participantes tomaban el papel de un oficial de policía que debía decidir en un tiempo extremadamente corto si disparaba o no cuando se le mostraban determinadas imágenes. Las fotografías podían mostrar la imagen de una persona o la de Nao, con un arma o con un objeto benigno entre manos, como cuenta FastCompany.com.

El estudio demuestra que los participantes disparaban antes a los humanos y a los robots negros en comparación con los blancos. Los sujetos de estudio, la mayoría de ellos blancos, también se abstenían de disparar a los humanos y robots blancos sin armas más rápidamente que a los negros también con objetos benignos.

"El nivel de acuerdo entre los participantes proviene de explícitas atribuciones por raza y es especialmente sorprendente. Los participantes identifican de forma fácil y segura la raza de los robots", señalan los investigadores. "Queda claro que sentían que estos robots - y, por extensión, otros robots humanoides- tenían una raza".

Estos resultados pueden tener importantes implicaciones de cara al futuro. Ahora mismo, la mayoría de robots son blancos y, aunque ahora su utilización es bastante escasa, llegará un día en el que trabajen codo con codo con los humanos. La mayoría de estos robots blancos podrían reforzar y expandir el racismo.

"Si los robots van a tomar la función de profesores, amigos o cuidadores, por ejemplo, será un serio problema que la mayoría de estos roles estén ocupados tan solo por robots racializados como blancos", expresan. "No es necesario que todos los robots sean blancos", añadía Christoph Bartneck, líder del estudio y profesor del Human Interface Technology Lab en la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda.

Los robots no son perfectos, su diseño siempre está en mejora constante. Pero no solo padecen problemas tecnológicos, también les azotan el racismo y el sexismo. Esto es especialmente preocupante en aplicaciones como el reconocimiento facial, las sentencias criminales o la determinación de riesgos. El estudio recuerda que los estereotipos racistas afectan a cómo vemos a los robots pero también a cómo los robots nos ven a nosotros.

 

 

 

 

 

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir