Digital

La digitalización de las pymes españolas

Un gran desafío y una oportunidad para crecer en el futuro

A pesar de ello, las pymes y micropymes españolas no parecen tener la digitalización como uno de los principales objetivos entre sus preocupaciones

La revolución tecnológica está afectando a prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida y a la forma de operar de los negocios. Los cambios se suceden unos a otros de forma rápida y las reglas del juego han cambiado completamente en el mercado actual. Ante esta situación, que no ha hecho más que empezar, las pymes españolas se enfrentan a un gran desafío, la digitalización, la cual si se lleva a cabo de forma eficiente supone una gran oportunidad de actualización y crecimiento para cualquier negocio.

La digitalización en las pymes españolas

La digitalización en las empresas es un proceso evolutivo necesario que, a la larga, reportará grandes beneficios a los negocios, entre los que destacan indudablemente el aumento de la productividad y de la rentabilidad. Si la digitalización no se lleva a cabo, la gran mayoría de las empresas están destinadas al fracaso, ya que se quedarían sin los medios necesarios para operar en el mercado actual y de cara al futuro.

En la Radiografía de la Pyme 2018 podemos encontrar toda la información a cerca de la situación en la que se encuentra la empresa española en cuanto a su nivel de digitalización desde una perspectiva global, donde se destaca que una de las principales preocupaciones de las pymes es su supervivencia.

La mayor parte de las pymes españolas están centradas en resolver los problemas relacionados con la demanda de sus productos o servicios, la captación de clientes y la morosidad debido al retraso en los pagos. Estos problemas suponen un obstáculo para desviar la atención a la importancia que tiene la digitalización, no obstante, con la incorporación de las nuevas tecnologías las soluciones a estos problemas serían inmediatas.

¿Un gasto o una inversión?

Para la Pyme española, la digitalización y la incorporación de las nuevas tecnologías no es uno de los principales objetivos, pues para su consecución y adaptación, se encuentra ante dos obstáculos importantes, la necesidad de inversión y la formación de los propios trabajadores, dos factores que son percibidos como un coste elevado que la mayoría de las empresas no pueden permitirse en el momento.

Sin embargo, es de vital importancia saber diferenciar desde el principio entre un gasto y una inversión en la digitalización, el primero es aquel en el que se emplea dinero sin ningún tipo de retorno, en cambio, una inversión en la digitalización siempre trae consigo beneficios al negocio y le permite elaborar un plan estratégico de cara al futuro, lo que se traduce en un crecimiento mucho más rápido.

La transformación digital supone empezar a pensar en soluciones a largo plazo, con lo que, consecuentemente, conseguiremos solucionar la mayor parte de los problemas actuales.

Las ventajas de la digitalización para un negocio

Las nuevas tecnologías solucionan los problemas a los que se enfrentan las pymes y son una necesidad para cualquier empresa o autónomo que tenga pensado seguir avanzando y creciendo en el futuro.

*Aparición de nuevas oportunidades de negocios debido a la incorporación de nuevas tecnologías.

*Captación de mayor número de clientes, expansión geográfica sin límites. Esto se debe a la incorporación del marketing digital, campañas de publicidad en internet y un buen posicionamiento online de la empresa.

*Mejora de todos los procesos internos de una empresa, las nuevas tecnologías nos permiten tener un mayor control sobre todos los procesos, desde el desarrollo y la producción hasta la venta de productos o servicios y su posterior seguimiento. Esto supone un claro aumento de la productividad en general.

*Mejorar constantemente y ofrecer un mejor servicio, los consumidores actuales son cada vez más exigentes y el servicio que les ofrezcas es el que realmente marca la diferencia entre una recomendación y una queja.

*Toma de mejores decisiones gracias al análisis de la información y de los datos que obtiene la empresa tanto de sus operaciones como de sus servicios. Esto permite detectar ineficiencias o problemas de forma más rápida  y darles una solución eficaz.

*Mejora de la imagen de la empresa, lo que repercutirá de forma positiva en la reputación y le permitirá crecer a un ritmo más acelerado.

*Fidelización de los clientes, la incorporación de las nuevas tecnologías permite mantener una eficiente comunicación con los clientes. Una de las cosas más importantes para cualquier empresa es conocer a sus clientes y sus necesidades y, para ello, debe desarrollar múltiples vías de comunicación.

En definitiva, la digitalización de las empresas no solo es una necesidad para captar un mayor número de clientes, es uno de los factores más importantes que permitirán a un negocio ahorrar tiempo y dinero, además de asegurar su crecimiento para el futuro.

Nota de prensa

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir