Digital

Un holograma en silla de ruedas abronca a quien osa robarle su plaza de aparcamiento

hologramaEn las grandes ciudades hay un hurto que está lamentablemente a la orden del día. Con las prisas los conductores, los más impacientes sobre todo, aparcan muchas veces sus vehículos en las plazas reservadas para personas discapacitadas.

La ONG rusa Dislife es muy consciente de este problema y por eso ha lanzado una campaña, aleccionadora donde las haya, con la que pretende dar un fuerte tirón de orejas a quienes osan robar sus plazas de aparcamiento a los personas con minusvalías físicas.

El protagonista de esta singular campaña es un holograma de una persona discapacitada (real) que hace acto de presencia cada vez que algún conductor desconsiderado se atreve a “robarle” su plaza de aparcamiento.

No contento con aparecer de la nada (en realidad lo hace activado por una cámara especial que ejerce de “chivata” de las tropelías de algunos conductores), el holograma abronca a quienes con tanto descaro le privan de las plazas de aparcamiento especialmente reservadas para personas con minusvalías físicas.

Esta campaña, que fusiona tecnología y conciencia social, lleva la firma de la agencia Y&R Moscú.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir