Digital

Un youtuber ruso ingresa en prisión por jugar a Pokémon Go en la iglesia

Un youtuber ruso ingresa en prisión por jugar a Pokémon Go en la iglesia
No se te ocurra nunca subir un vídeo jugando a Pokémon Go en la iglesia, o las consecuencias pueden ser grandes. Si no, que se lo digan a Ruslan Sokolovsky, un youtuber ruso de 22 años, que se enfrenta a una pena de entre tres y cinco años de cárcel por incitar al odio con vídeos antirreligiosos, pues apareció en sus vídeos jugando al videojuego en la iglesia.

Concretamente la iglesia en la que el youtuber realizó el vídeo fue en la Iglesia de Todos los Santos de Yekaterinburg, en verano de 2016, que fue cuando el juego más de moda estaba. El objetivo de Sokolovsky era criticar  las nuevas multas que el gobierno ponía a los que se metieran con las creencias en los propios lugares religiosos.

Así, el joven se pregunta en el vídeo asuntos como “¿Por qué cojones te encerrarían por algo así?”, textualmente. Por ello, el youtuber fue detenido en su domicilio y estuvo en arresto domiciliario hasta la llegada del juicio, que ha tardado meses. De hecho, tal gravedad se le ha dado al asunto que la acusación ha intentado que el youtuber sea condenado a tres años de cárcel, según dicta la ley en el país.

Sin embargo, Amnistía Internacional está presionando para que el joven sea liberado, ya que según aseguran se está violando el derecho a la libertad de expresión. Otras 14.000 personas se han sumado a esta petición, y llevan pidiendo meses la libertad del ruso. 

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir