Digital

UNA CADENA COMERCIAL CONVIERTE EN PRODUCTOS LAS IDEAS DE SUS CLIENTES

Una cadena de establecimientos produce y comercializa los productos ideados por su comunidad de clientes. Una tabla de cortar con recipiente incorporado, un soporte para tener el bolso a mano en el coche o un kit para mantener limpio el sillín de la bicicleta son algunos de los productos ideados por clientes que la cadena Tchibo pondrá a la venta.

La cadena de establecimientos Tchibo está llevando a cabo un proyecto de crowdsourcing denominado Tchibo Ideas. A partir de julio, la cadena amplía su paleta de productos para incluir las ideas que han compartido sus clientes en la plataforma Tchibo Ideas.

Uno de los productos ideados por los clientes y producidos por Tchibo es una tabla de cortar con recipiente incorporado para recoger los alimentos cortados, ideada por una consumidora de Stuttgart y que se pone a la venta por 12,99 euros. Más adelante se pondrá a la venta la escobilla para el WC con mecanismo de seguridad para los niños, creada por un cliente berlinés, que costará 15 euros.

Tchibo presentará al menos seis productos diseñados por sus clientes en este innovador proyecto de crowdsourcing, que consiste en poner en manos de un grupo indefinido el desarrollo de tareas mediante convocatoria general. En este caso, Tchibo pone en manos de su comunidad de clientes el desarrollo de nuevos productos que se ajusten a sus necesidades, para después producir y poner a la venta los mejores proyectos. Las propuestas se recogen en la plataforma Tchibo Ideas.

Tchibo aprovecha desde hace un año las “ideas de las masas”. La plataforma de crowdsourcing trata de poner en contacto a consumidores, diseñadores e inventores con el fin de que desarrollen soluciones para la vida cotidiana. Tchibo espera conseguir una alta fidelización de sus clientes con esta estrategia. El portal ya cuenta con 6.000 miembros.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir