líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Una joven en silla de ruedas dispuesta a comerse el mundo gracias a las Google Glass

Son ya muchas las personas que usan las Google Glass gracias al programa de prueba de la compañía. Aunque en la mayoría de los casos estas gafas son un dispositivo innecesario y todo un horror para los amigos y los compañeros de quien las lleva, hay algunas historias realmente conmovedoras.

Alex Blaszczuk forma parte del programa de prueba de Google Glass y con su ejemplo, muestra cómo estas gafas, quizás un poco antiestéticas, pueden ayudar en el día a día.

Blaszczuk es una joven estudiante de derecho que hace dos años vio cómo su vida cambiaba por completo. Yendo de camino a un viaje de acampada, sufrió un accidente de coche que le dejó paralizada de cintura para abajo y sin poder usar sus manos.

Con la llegada de las Google Glass, Alex ha visto nuevas oportunidades. Por eso, ha decido hacer un pequeño vídeo donde ha compartido su historia y cómo las nuevas gafas de Google han conseguido cambiar un poco su vida.

 

Analizamos a Lévy, Wren y sus vidas antes de Publicis Omnicom GroupAnteriorSigueinteEl 72% de los adultos utiliza las redes sociales, un 5% más que el año anterior

Noticias recomendadas