líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Nace el primer chatbot destinado a víctimas de acoso y agresiones sexuales

Una universidad holandesa crea el primer chatbot para víctimas de abuso sexual

Redacción

Escrito por Redacción

El lanzamiento del chatbot está previsto para 2020 y cuenta con el apoyo del ayuntamiento de la ciudad holandesa y de la policía.

chatbot-mujer-metoo

La tecnología también puede impulsar el movimiento #MeeToo. Prueba de ello es el proyecto desarrollado por la Universidad de Maastricht (Países Bajos), que pretende atender a las víctimas de agresiones sexuales, ya sean físicas o verbales. Se trata de un chatbot basado en inteligencia artificial y machine learning que puede simular una conversación con una persona y ayudar así a quienes no se sienten a gusto contando su experiencia en voz alta.

El chatbot analiza las respuestas de la víctima e identifica, por ejemplo, el tipo de violencia, la ubicación y la hora en que el suceso puede haber tenido lugar. Esta información se procesa de forma anónima con la ayuda de algoritmos y ayuda a decidir a qué institución acudir para pedir ayuda: la comisaría, un hospital o un psicólogo, por ejemplo. Su lanzamiento está previsto para 2020 y cuenta con el apoyo del ayuntamiento de la ciudad holandesa y de la policía, así como el visto bueno del Centro sobre la Violencia Sexual, de ámbito nacional.

Para desarrollar el proyecto, que ha sido presentado este viernes en la Conferencia Europea de Machine Learning, celebrada en Würzburg (Alemania), los estudiantes universitarios tomaron como ejemplo unos 12.000 informes escritos en diferentes años por víctimas reales de estos ataques para poder dividirlos en 5 categorías: abuso verbal, no verbal (con gestos o actitudes), abuso físico y físico grave y otras formas de acoso.

«Los datos recogidos y procesados son anónimos»

«Se trata de que los afectados se sientan seguros y no tengan vergüenza, de modo que los datos recogidos y procesados son anónimos. Tuvimos en cuenta la empatía, por supuesto, porque se trata de una máquina y no de un interlocutor humano, de modo que todavía estamos ajustando las preguntas a las historias, para que puedan recibir una contestación adecuada. Hemos empezado en inglés y luego lo haremos en neerlandés, aunque no descartamos otras lenguas», explica Jerry Spanakis, profesor asistente del departamento de Ciencia de Datos e Ingeniería del Conocimiento, en Maastricht, e investigador jefe del proyecto.

«Otra de las razones de este chatbot es que muchas víctimas no denuncian porque creen que no les harán caso, y el culpable quedará impune. De ahí el apoyo de la policía y el ayuntamiento de Maastricht, que es el ámbito donde queremos actuar por ahora. Si el usuario consiente, sus datos son almacenados manteniendo el anonimato, y pueden ayudar a los agentes a reconocer el lugar de abuso en el plano de la ciudad y su frecuencia. De todos modos, esperamos afinar aún más el tipo de preguntas formuladas con ayuda de las víctimas, para estar seguros de que vamos por el buen camino. Es un tema grave y delicado», afirma Spanakis.

Aunque la ciudad holandesa será el primer campo de operaciones del chatbot, el experto espera que más adelante «su acceso sea libre a través de una web abierta y sin interés comercial«.

 

Jane Goodall se suma a la campaña de LOS40 por los animales en peligro de extinciónAnteriorSigueinteLos aguerridos samuráis de este fastuoso spot de O2 son en realidad jugadores de rugby

Contenido patrocinado