Digital

Velocidad, volumen, variedad, veracidad y valor, los 5 pilares (y aliados) del Big Data

MSMK1Este miércoles 20 de junio el madrileño Palacio de la Prensa ha acogido la celebración del “Big Data to Action 2016” organizado por Madrid School of Marketing donde ha analizado el futuro del sector en relación a este concepto.

La jornada ha comenzado con la presentación ofrecida por Conrado Martínez, director de marketing y comunicación de clientes de Informa, hablando de la “revolución invisible” que se está produciendo en la información de las empresas.

“El hecho de que haya mucha tecnología no quiere decir que todo tenga que cambiar mucho”, explica Martínez, refiriéndose a algunos servicios de la compañía. Uno de ellos es la vigilancia de las empresas para avisar a las mismas cada vez que se produce algún cambio. “Ahora somos capaces de emitir en 10 minutos 54.000 eventos”.

En relación a la prensa digital cuentan con un equipo de siete personas que lee todas las noticias relacionadas con las compañías y se les envía un reporting sobre su presencia en medios. “Las máquinas nos ayudan a seleccionar las informaciones que tienen relevancia y las catalogan gracias a la tecnología NLP”, ha señalado como algunos de los servicios ofrecidos por la compañía en base al Big Data.

“Muchas veces se ve la tecnología como un coste pero para nosotros es un ahorro”, señala ejemplificando con el Visual Data; una nueva forma de presentar los datos aportando un valor. Su exposición ha concluido poniendo de relieve las “5 V’s” del Big Data: “Velocidad, Variedad, Volumen, Veracidad y Valor”.

La importancia del Internet de las Cosas

Ponemos ahora el foco en una de las grandes tendencias: Internet de las Cosas (IoT). Fernando Meco, director de marketing de SAS. “La tecnología es muy importante pero nunca debemos olvidar que detrás hay personas”.

MSMK2

“Lo importante en el Big Data es encontrar los insights que nos aporten valor para poder incluirlo en las decisiones del día a día”, ha recalcado Meco. “El Internet de las Cosas es algo que ha llegado para quedarse aunque cambiará de nombre siempre hablando de personas”.

Nos encontramos ante un escenario en el que si no somos capaces de tomar decisiones de forma rápida estamos perdidos. “Los datos siempre han existido y lo más importante en el Internet de las Cosas es que nos encontramos al principio. Únicamente se trata de la digitalización de los entornos físicos y tenemos que ser capaces de llevar los ciclos analíticos con los que ya trabajamos y adaptarlos a ese entorno”.

Entre sus aplicaciones vemos algunas como wearables o automoción pero donde realmente aporta un valor es en los procesos. “Un concepto que nos obliga a ir hacia los extremos para decidir qué datos se están produciendo y hacia dónde debemos dar los siguientes pasos”. Un reto que únicamente conseguiremos superar con analítica.

“Los consumidores no están interesados en el IoT sino que lo que les importa es que les aportemos un valor”, ha resumido señalando que el 72% de los ejecutivos cree que el IoT es crítico para la evolución de los ingresos de sus compañías aunque sólo un 12% de las mismas tiene implantada una estrategia. Concluimos con un dato para reflexionar: el 90% de los desarrolladores no cree que aún los procesos de IoT sean seguros y es que recuerde, nos encontramos al principio del camino.

“Agregación de múltiples fuentes de datos, falta de personas para hacerlo y transformar insights en valor son los tres grandes retos del IoT”, ha resumido Meco.

¿Cómo podemos aportar valor a las empresas con el data?

Una cuestión a la que ha dado respuesta Javier Monjas, responsable data mining de TSN poniendo el foco el data scientist. Un profesional que está cerca del modelaje, la visualización y el storytelling con el objetivo de aportar valor.

MSMK3

 

“Esto va de rapidez, tecnología y reducción de costes. Algo que solo logramos con el Big Data”. Las tendencias se suceden de forma tan rápida que prácticamente es imposible seguirlas. Solo las empresas que dominen los datos serán las que ganen ventaja competitiva ya que el Big Data nos permite reducir el tiempo, esfuerzo e inversión en el tratamiento, análisis y puesta en valor de las cada vez más ingentes cantidades de datos con las que trabajamos.

“El impacto que tiene el Big Data en la analítica es lo que realmente nos aporta el valor deseado”. El primer paso que debemos dar es identificar todos los datos con los que cuenta nuestra compañía para determinar qué nos da o no valor. Una vez superada esta fase llega el momento de la analítica.

Medir todos y cada uno de los pasos que damos ya no es una opción. El reto pasa por detectar la información no estructurada y toda la información visual que circula en internet. A esto sumamos el aprendizaje no supervisado mediante clustering, profiling o detección de patrones extraños entre otros.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir