líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Vía libre para la creación de dominios propios de las marcas en la red

Las compañías, marcas, ciudades u organizaciones podrán registrar sus propios dominios genéricos, tras la decisión adoptada por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés).

La iniciativa, informa elmundo.es, considerada el mayor hito en las cuatro décadas de historia de Internet, fue anunciada por la ICANN en un comunicado emitido al término de la reunión que su consejo de administración mantuvo en Singapur.

Esta iniciativa permitirá que las direcciones que los dominios puedan terminar con el nombre de compañía, ciudad, etc, en vez de ‘.com’, ‘.net’ u ‘.org’. Se abre así la posibilidad de dominios como ‘.madrid’, ‘.barcelona’, ‘.vegas’ o ‘.newyork’, así como ‘.elmundo’, ‘.cocacola’, ‘.canon’ o ‘.elcorteingles’. Las posibilidades son casi infinitas.

«ICANN ha abierto el sistema de direcciones de Internet a las ilimitadas posibilidades de la imaginación humana. Esta decisión respeta los derechos de cualquier grupo para crear nuevos dominios de primer nivel en cualquier lengua y escritura. Esperamos que esto permita que el sistema de nombres de dominio sirva mejor a toda la humanidad», dijo Rod Beckstrom, presidente y jefe ejecutivo de la organización.

Según la corporación, los nuevos dominios van a cambiar la forma de buscar información en Internet y la manera en que las empresas planificarán su presencia online.

Proceso previo

Ojo, no va a ser barato operar un nuevo nombre de dominio. La tasa de solicitud de apertuRa de un dominio de primer nivel genérico cuesta 185.000 dólares, y una vez aprobado los adjudicatarios tendrán que pagar 25.000 dólares al año. Según la agencia AP, es más que probable que surjan disputas entre diferentes grupos que persigan el mismo dominio. De hecho, la ICANN puede optar por subastar dominios en caso de que varias partes puedan reclamarlos legítimamente.

La corporación cuenta con otros mecanismos para evitar posibles futuros problemas relacionados con el fraude, y sus normas prevén priorizar al dueño de la marca en cuestión (por ejemplo, Microsoft tendría prioridad a la hora de reivindicar el dominio ‘.microsoft’). Existen otras preocupaciones, como las de los titulares de derechos de autor, que temen que tendrán que aumentar sus recursos frente a la previsible proliferación de sitios de intercambio o descarga no autorizada de material protegido bajo dominios genéricos como ‘.music’ (‘.musica’) o ‘.movies’ (‘.peliculas’).

 

¿Facebook en formato Excell? Una nueva app permite visitar Facebook sin que nadie más lo noteAnteriorSigueinteRed Innova 2011 con Gustavo Vinacua del BBVA Innovación

Noticias recomendadas