Digital

El vídeo interactivo o cómo dejar ojiplático (y enganchar) al consumidor

sorprendido 300Si hasta hace bien poco el vídeo era la apuesta más firme de los marketeros, la rapidez con la que el mundo de la tecnología evoluciona lo ha convertido en algo del pasado. Ya no es suficiente con crear un buen vídeo para conectar con el consumidor sino que hay que dar un paso más y algunos ya lo han dado.

Los vídeos interactivos ofrecen la solución al problema de la diferenciación de marca y algunas ya están llevando a cabo estrategias basadas en este tipo de contenidos novedosos y que producen un mayor engagement.

La idea central de estas estrategias se basa en que permitir a los consumidores participar activa y libremente en el vídeo decidiendo el final o interactuando con la historia les hace sentir parte del proyecto y de la marca y esto hace que sean más tendentes a recordarla.

Un ejemplo de este tipo de experiencias es el reciente anuncio que ha lanzado Dos Equis que fue grabado de manera que el espectador es un invitado más a la fiesta de máscaras que se muestra en el vídeo. Además, si se visualiza con la app de YouTube el anuncio se vuelve 360 grados.

También añade como complemento la opción de elegir diferentes rutas dentro de la historia para que sea el usuario quien decida el transcurso.

La marca ha optado por la estrategia "engancha ahora, vende más tarde" que es la que actualmente funciona, sobre todo, en una época en la que las marcas solamente tienen una oportunidad para conectar con los consumidores e intentar retenerlos.

Pero no solo los vídeos interactivos son una buena manera de producir engagement sino que también a través de tutoriales de utilidad que enseñen cosas o aporten ideas se puede conseguir la atención de los consumidores.

Se trata, al fin y al cabo, de involucrar a los usuarios y hacerles sentir parte del contenido, pero si esto se consigue de una manera creativa e innovadora el engagement a largo plazo está asegurado.

interactivo

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir