líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La violencia online seguirá viva y coleando si los gigantes de internet se cruzan de brazos

Digital MarketingPara parar la violencia los gigantes online deben comenzar a asumir responsabilidades

La violencia online: cómo exterminar la mayor lacra de la red de redes

La violencia online seguirá viva y coleando si los gigantes de internet se cruzan de brazos

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Para parar los pies a la violencia en la red de redes los gigantes de internet no pueden irse de rositas y deben comenzar a asumir responsabilidades.

La violencia es una de las mayores lacras de la red de redes. Parapetándose en muchas ocasiones tras el anonimato, la violencia asoma la pezuña casi en cada esquina en internet, en particular en las redes sociales, donde el «hate speech» en un gravísimo perjuicio extraordinariamente difícil de erradicar (en vista del extraordinario poderío de los vociferantes trols por que por allí pululan).

Sobre la violencia en su vertiente online se debatió precisamente el pasado sábado en la conferencia DLD en un debate en el que tomaron parte la escritora y periodista Nicole Diekmann, Natalia Kanem (UNFPA), Katja Wildermuth (Bayerischer Rundfunk) y Tanit Koch (The New European).

«Si bien la tecnología ofrece muchísimo potencial desde el punto de vista del crecimiento y el progreso, puede entrañar también una grave amenaza, en particular para las mujeres«, denunció Kanem.

«La plena igualdad de género es mi verdadera prioridad. Me preocupan las mujeres jóvenes, las personas LGBTQ y las personas con discapacidad. Sus derechos a menudo se pisotean, en particular en el espacio digital«, aseveró Kanem.

Todo hace suponer que el metaverso heredará también la violencia de la actual red de redes

A juicio de Diekmann, el ubicuo «hate speech» obra el poder de silenciar a las personas, en particular a las mujeres. «Y ello se traduce en último término en que muchas personas renuncien a las redes sociales o en que se aborten importantes debates democráticos», denunció.

En cuanto a la violencia en el cacareado metaverso, donde ha habido ya casos de acoso sexual, Wildermuth se muestra más bien pesimista respecto a este asunto. «No puedo predecir el futuro, pero un desarrollo en positivo en este ámbito me parece bastante improbable», asevera. «Por esta razón necesitamos urgentemente reglas mucho más claras en el espacio digital. Las plataformas online se escudan en que son meras compañías tecnológicas, no publishers y obvian en este sentido su responsabilidad», aseveró.

«Gigantes de internet como Facebook y Google aglutinan tantísimo poder en sus manos que debería haber una regulación a escala global para poder restringir el discurso de odio», subrayó Diekmann.

Wildermuth considera, por su parte, que los usuarios deberían tener más «insights» sobre lo que realmente acontece en su teléfono cuando se conectan a Facebook e Instagram. «Se deben crear competencias para parar los pies al discurso de odio y otro tipo de violencia en la red de redes», recalcó.

Pese a que internet carga con muchos problemas sobre los hombros, «no debemos olvidar tampoco que las redes sociales tienen también un lado bueno», apostilló Diekmann. Y cita como ejemplo el apoyo que estas plataformas procuran a las mujeres y a las personas LGBTQ+ que han sido víctimas del «hate speech» (paradójicamente en el mismo lugar donde han sufrido las embestidas del odio).

Temas

DLD

 

Telstra, Google y Accenture desarrollan una experiencia de señalización en el Marvel StadiumAnteriorSigueinteBesweet_. "reta" a Instagram a censurar los pezones de su campaña para GC Aesthetics®

Contenido patrocinado