Digital

Waymo One, el servicio de coches autónomos de Google

Waymo One (Google) comienza a cobrar por su servicio de taxis autónomos

Google, a través de Waymo One, ha comenzado a cobrar por su servicio de coches autónomos, resultando más económico que los servicios con conductor.

Waymo GoogleEl proyecto de Google relacionado con la conducción autónoma está avanzando a pasos agigantados, y si ya hace unas semanas saltaba la noticia de que iba a lanzar el servicio de "taxis autónomos", ahora se ha convertido en realidad. Así, Waymo, la compañía de vehículos autónomos propiedad de Alphabet (matriz de Google), ha desarrollado su servicio de monovolúmenes Chrysler Pacífica equipados con una tecnología con la que son capaces de circular por sí mismos.

Cabe recordar que Waymo lleva probando sus robotaxis en Arizona (EE.UU.) desde 2016, con voluntarios que se atrevían a ir subidos al coche con la supervisión al volante de un empleado de Google. El siguiente paso ha sido el lanzamiento de Waymo One, un servicio por el que ha comenzado a cobrar los trayectos, con el fin de conocer la reacción de sus clientes, en un área de 160 kilómetros cuadrados entre diferentes barrios de Phoenix, donde se incluyen Mesa, Gilbert, Tempe y Chandler.

Por otro lado, Uber y Lyft quedan atrás en la carrera de los robotaxis, que aún siguen en fases de prueba. De hecho, el pasado marzo en Tempe (Arizona), uno de los coches autónomos de Uber atropelló mortalmente a un peatón.

El funcionamiento de Waymo One es el mismo que el de las aplicaciones Uber, Lyft, Cabify o mytaxi. Por ello, a través del teléfono se hace una reserva desde el lugar donde nos encontremos hasta el destino que elijamos, y se nos informa de la hora a la que llegará, el coste y el tiempo aproximado del viaje. Una vez acabado el servicio, se carga el coste a la tarjeta de crédito asociada a nuestra cuenta en la aplicación.

En relación a los precios, la periodista de Reuters Alexandria Sage probó a realizar un viaje en un Pacífica de Waymo y le costó 7,58 dólares, mientras que con Lyft le hubiese costado 7,22 dólares. De esta manera, se elimina el coste fijo del salario del conductor que tienen el resto de servicios que sí lo necesitan.

Por su parte, John Krafcik, consejero delegado de Waymo, dijo que "tenemos un largo viaje por delante, pero creemos que Waymo One hará que las carreteras sean más seguras y más fáciles para todos". Y es que, una de las bases del servicio de vehículos autónomos es eliminar el factor de distracción que afecta en más del 80% de los accidentes de tráfico, reduciendo considerablemente las víctimas mortales.

Otro aspecto clave es el tema de la regulación, que se necesita que sea estandarizada. Por ejemplo, en Arizona no está permitido por ley que un vehículo pueda circular sin nadie al volante. Sin embargo, en California, desde el 2 de enero de este año sí se puede, por lo que en las pruebas que está realizando Waymo, va un conductor detrás y el vehículo está conectado con la policía y servicios de emergencia por si ocurre algún accidente.

Por último, el tema de los vehículos autónomos en otras partes del mundo también está avanzando, y en Tokio, Toyota y Nissan están probando servicios de robotaxi. Asimismo, en Europa se están realizando pruebas para vehículos de gran capacidad (autobuses y microbuses) en circuitos cerrados.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir